LIGA ASOBAL

El Ciudad de Logroño muestra en Huesca su faceta más valiente

El Ciudad de Logroño muestra en Huesca su faceta más valiente

Los franjivino ocupan la segunda plaza junto al equipo oscense, el Atlético Valladolid, el Benidorm y el Bidasoa, que ayer ganó al Granollers

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

Miguel Ángel Velasco empieza ya a diferenciarse de su maestro, Jota González. El balonmano que practica es el mismo. Ambos pertenecen a la misma escuela vallisoletana. Pero ya se empiezan a vislumbrar matices, pequeños detalles, de la personalidad que el joven preparador técnico quiere dotar al rejuvenecido Ciudad de Logroño.

Los aficionados ya habían visto, ante el Granollers y el Puente Genil, la agresividad defensiva que está adquiriendo la retaguardia franjivina. También la capacidad de luchar hasta el último segundo, como quedó demostrado en el empate obtenido en la primera jornada en León, cuando Vanja Ilic logró la igualada en el último suspiro gracias a una rosca antológica. El sábado, frente a un Bada Huesca que animará la zona alta de la tabla, el conjunto riojano mostró una nueva faceta: la del desparpajo y valentía.

Gracias a estos dos atributos logró en cuatro minutos levantar tres goles e incluso tener balón para ganar, aunque hubo sólo cinco segundos en la última jugada. De hecho, la ultima posesión del cuadro oscense, en la que el Ciudad de Logroño defendía para amarrar el empate, Velasco ordenó que la retaguardia se abriera a toda la cancha. Valentía en estado puro. La jugada acabó con un robo de Ilic al atacante local, que no supo qué hacer en el momento de la presión. Al igual que en las tres jugadas anteriores.

Ahora bien, el Ciudad de Logroño debe ahora saber canalizar ese atributo, ya que ese desenfado en demasía puede ser contraproducente. Pero Velasco está sabiendo cómo manejar al grupo y sacarle el máximo a los suyos. Porque si hasta hace unos días sólo faltaba ensamblar a Junior Scott a la dinámica del grupo, en Huesca se dieron muchos pasos hacia adelante en ese aspecto. El francés salió de titular y mostró su mejor faceta, la goleadora. Luego, en el segundo tiempo, con el cambio lejano, perdió protagonismo, pero el galo mostró mimbres de gran jugador.

Tras el empate en tierras aragonesas y después de la victoria de ayer del Bidasoa sobre el Granollers (28-27), otros cuatro equipos acompañan al Ciudad de Logroño en la segunda plaza liguera. Y es que con siete puntos se encuentran también el Recoletas Atlético Valladolid, el Benidorm, el Huesca y el Bidasoa, todos conjuntos muy bien armados y que posiblemente sean rivales directos de los franjivino en una de las ligas más igualadas de los últimos años. Ningún experto se anima a apostar por qué equipo será el escolta del Barcelona.

El Ciudad de Logroño comenzará hoy a trabajar sobre su siguiente adversario, un Alcobendas que ayer consiguió la primera victoria del curso al derrotar por 22-20 a un Quabit Guadalajara que pierde comba gracias a una sobresaliente actuación del portero Dzmitry Patotsky. Los riojanos estarán pendientes de la mano derecha de Vanja Ilic, que sufrió un fuerte golpe en Huesca que le privó de jugar durante varios minutos. Tras un fuerte vendaje, el extremo serbio fue vital en el tramo final del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos