LIGA ASOBAL

El Ciudad de Logroño enseña su contundencia

Balint Fekete se emplea con
dureza sobre el exfranjivino
Juan Castro durante el
encuentro disputado anoche
en el Palacio. :: Fernando Díaz/
Balint Fekete se emplea con dureza sobre el exfranjivino Juan Castro durante el encuentro disputado anoche en el Palacio. :: Fernando Díaz

El equipo franjivino vence con claridad a un Puente Genil que le complicó en la primera parte

MARTÍN SCHMITT

logroño. El Ciudad de Logroño es un equipo joven. Muy joven. Como ejemplo, ayer el extremo derecho lo ocupó un chaval de 16 años. Y muy bien, por cierto. Pero no por esa bisoñez el cuadro franjivino es un bloque endeble. Todo lo contrario. Ayer, la retaguardia del conjunto dirigido por Miguel Ángel Velasco maniató casi por completo a un equipo con diversos recursos como el Ángel Ximénez Puente Genil, capaz de lanzar desde los doce metros como jugar con el pivote o como matar a la contra sin dejar respirar a su adversario. La defensa y la táctica ganaron el partido.

Porque el Ciudad de Logroño imprimió ritmo al encuentro desde el inicio. Fiel a su estilo, a cada gol recibido contraatacó desde el centro a una velocidad pasmosa y en prácticamente cada avance el conjunto de Miguel Ángel Velasco marcó. En defensa, el equipo franjivino calibró rápidamente y empezó a marcar diferencias con el conjunto pontanés, demasiado pendiente de los lanzamientos desde el exterior de Novica Rudovic o David Jiménez. El exfranjivino Juan Castro trató de buscar el uno contra uno en el centro de la defensa, pero Miguel Sánchez-Migallón le conoce y abortó prácticamente todas las internadas del leonés. El manchego se ha hecho con el liderazgo de esa retaguardia y sabe contagiar a quienes se sitúen a su lado.

LAS CLAVES

La defensa y portería
La retaguardia y los porteros franjivinos están en un gran nivel
Ayer, la defensa anuló al Puente Genil y tanto Sergey como Gurutz tuvieron altos porcentajes.
Todos suman
Toda la plantilla del jovial Ciudad de Logroño pone su hombro para sumar
Y eso se nota en la pista. Sólo falta de Junior Scott explote y muestre su calidad.
PRIMERA PARTE
MIN LOG
PGE.
5´ 5 2
10´ 8 5
15´ 10 9
20´ 14 9
25´ 16 10
30´ 19 13
SEGUNDA PARTE
MIN LOG
PGE.
5´ 21 15
10´ 24 15
15´ 26 18
20´ 29 19
25´ 32 22
30´ 32 23

Así, el Ciudad de Logroño empezó a jugar con comodidad, con un Lazar Kukic muy vertical en el centro de la primera línea, que cuando vio que el tiro lejano era complicado empezó a encontrar a un acertado Kule Kusan. El pivote mostró también que ha mejorado mucho en el lanzamiento, lo que suma al resto del equipo.

El serbio Vanja Ilic, autor de ocho tantos, fue el máximo artillero del conjunto riojano

La portería sigue sumando

Sin embargo, los riojanos no acabaron de abrir bien el melón y en un lapsus de desconcentración, el Puente Genil se acercó. Tanto que tuvo incluso balón para empatar las cosas, pero apareció entonces la figura de Sergey Hernández, providencial en lo que va de Liga. El portero navarro, ayudado por una defensa muy activa, detuvo seis balones prácticamente consecutivos para volver a lanzar a los logroñeses en el partido.

Así, con las paradas del guardameta y las réplicas velocísimas de Vanja Ilic, uno de los 'nuevos' que mejor se ha acoplado al equipo riojano, el Ciudad de Logroño volvió a abrir el marcador (17-10, minuto 25), justo antes de que el pivote Leonardo Almedia, vital para el ataque y la defensa cordobesa, se marchase bien expulsado con roja directa por un fuerte golpe en la cara a Juan del Arco, que segundos antes se había 'comido' un manotazo de Rudovic, que también pudo marcharse con roja en la misma jugada.

Podía ser la sentencia, pero una serie de equivocaciones en el tramo final de la primera parte hizo que el equipo andaluz redujera la diferencia a seis goles (19-13), y así mantener por lo menos un hilo de esperanza para la segunda parte.

El Ciudad de Logroño no dejó tiempo para ello. En los primeros compases de los últimos treinta minutos le enseñó al Ángel Ximénez que no estaba por la labor de dejarse un punto en su casa otra vez. La defensa intensificó su tarea y por momentos bordó la perfección. Castro no encontraba ni un hueco por donde hace daño y los de Velasco empezaron a sentenciar el encuentro.

El entrenador aprovechó para brindar minutos a todos. Incluso a un Junior Scott que debe empezar a explotar todo su potencial. El francés es el único jugador de la plantilla franjivina que todavía no acaba de acoplarse a la dinámica de juego.

El Ciudad de Logroño ganaba ya por diez goles y el Palacio de los Deportes disfrutaba con cada jugada, cada gol, sobre todo de los más jóvenes como David Cadarso, autor de cuatro dianas. Incluso, el menor de los Cadarso se llevó una ovación cuando Álvaro de Hita le paró un penalti que lanzó el chaval. Cosas así no pasan desapercibidas.

Es que este joven Ciudad de Logroño gusta mucho a su parroquia. Hay frescura y mucha calidad. Hay buen juego y mucha ilusión. Sobre todas las cosas. Y eso contagia. El equipo franjivino, además, cumple y ya es tercero. Y eso después de dejar atrás al Ademar y al Granollers. Pero como reza el eslogan, no hay rival pequeño en esta Liga Asobal tan igualada. Velasco lo sabe mientras su equipo sube peldaño a peldaño.

Más

 

Fotos

Vídeos