LIGA ASOBAL

El Ciudad de Logroño se baja de la montaña rusa

Juan del Arco busca acercarse a los seis metros del Füchse Berlin, el pasado domingo. /Mambo Marketing
Juan del Arco busca acercarse a los seis metros del Füchse Berlin, el pasado domingo. / Mambo Marketing

Los franjivino, que acaban en Berlín con el frenesí de partidos cada tres días, gozan de dos días de merecido descanso

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño ya está en casa. El equipo franjivino regresó ayer al mediodía a la capital riojana después de caer en Berlín el pasado domingo y gozará de dos días de descanso. Muy merecido. Porque ante el Füchse los riojanos acabaron tres semanas de partidos cada tres días. Y que se saldó con muy buenos números. Porque los logroñeses ocupan la tercera plaza de la Liga Asobal después de encadenar cuatro victorias en cinco encuentros. Triunfos, además, contra rivales directos como el Ademar (36-30) o el Huesca (34-34), y un único tropiezo en Granollers, donde cayó por 26-22.

En la Copa EHF, los de Velasco están dando la cara contra equipos superiores, como el Saint Raphäel, que le ganó en Francia por 30-26, y el Füchse Berlin, que le derrotó las dos ocasiones en las que se vieron la cara (29-34, en el Palacio) y el polémico 29-27 del pasado domingo. Al Balatonfüredi le venció con suma tranquilidad por 29-24.

Además, pese a la dolorosa derrota sufrida el domingo en Berlín -sobre todo por lo cerca que estuvo el Ciudad de Logroño de puntuar y por haber sido injustamente arbitrado-, el equipo riojano está con vida y mantiene sus opciones para pasar de ronda en la Copa EHF. No depende de sí mismo, pero los de Velasco deben ganar sus dos encuentros frente al Balatonfüredi, en Hungría, y al Saint Raphäel, en Logroño, y esperar que el Füchse Berlin haga lo propio con el equipo galo en su visita a la Costa Azul.

De esta forma, el equipo riojano llega al parón europeo (la siguiente jornada será el domingo 24 de marzo) con buenos números y, lo que es más importante, en una sola pieza, sin jugadores con lesiones importantes. Y el descanso es también salud.

El bloque franjivino regresará el miércoles por la tarde a los entrenamientos, con la mente puesta en el Secin Group Alcobendas, uno de los equipos candidatos a descender -ocupa en la actualidad el farolillo rojo de la Asobal con seis puntos-, pero del que nadie puede confiarse. De hecho, el equipo madrileño derrotó al Fraikin Granollers en la séptima jornada (26-25), al Anaitasuna (27-26) y al Guadalajara (32-30). Todos los demás partidos los cuenta por derrotas.

Pero para eso faltan todavía muchos días. Muchos más de lo que está acostumbrado el bloque franjivino. Pero todos agradecen el relax. «Este día y medio de descanso nos viene muy bien para desconectar del balonmano, para coger fuerzas», explicó Velasco, quien recordó que habrá sólo dos partidos en las próximas dos semanas (domingo, ante el Alcobendas, y el sábado 16, en Logroño contra el Ciudad Encantada. «Nos va a venir bien para coger aire e impulso para afrontar todos los desafíos que nos quedan por delante», añadió.