Un choque con tintes de derbi

Miguel Sánchez-Migallón detiene a David Fernández en el primer partido de Liga. /Peio García
Miguel Sánchez-Migallón detiene a David Fernández en el primer partido de Liga. / Peio García

El Logroño y el Ademar han luchado en el último lustro por el subcampeonato

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

Los partidos entre el Ciudad de Logroño y el Ademar son siempre especiales. Ambos equipos han luchado, en el último lustro, por ser subcampeones, es decir, el campeón de los mortales por debajo del inalcanzable Barcelona. La lucha encarnizada comenzó en la temporada 2012/13, cuando después de derrotar al Barcelona en el Palacio, el equipo franjivino se presentó en León dispuesto a asaltar la tercera plaza y conseguir por primera vez una plaza de Champions. El igualado encuentro acabó 30-32 para los Mindegia, Thiagus Petrus, Víctor Hugo López y Capote.

A partir de entonces comenzó el reinado del Ciudad de Logroño, que fue subcampeón las tres siguientes ligas, en la que nadie le tosió, aunque los partidos contra el Ademar fueron siempre muy igualados. De hecho, de los encuentros disputados en el Palacio a partir de esa temporada, los franjivino ganaron todos menos el que se disputó en la temporada 2016/17, en la que el cuadro leonés sorprendió al franjivino venciéndole por 25-29.

De todas maneras, la igualdad entre dos equipos de táctica tan distinta ha sido palpabale siempre, desde que el Ciudad de Logroño se asomó a la Asobal por primera vez, allá por el 2006. Desde entonces, han jugado una docena de veces en el Palacio, con un saldo mínimo a favor del equipo franjivino. Los riojanos han ganado seis de esos encuentros, mientras que los leoneses cinco, registrando un solitario empate -el de la campaña 2007/08 cuando igualaron 29-29-.

En Logroño, riojanos y leoneses han jugado doce veces, con seis triunfos locales

Los tiempos han cambiado un poco. El Ademar relevó del subcampeonato al Logroño, coincidiendo con la pérdida de su patrocinador principal. Y en esa lucha por esa segunda plaza ahora han entrado más competidores, como el Bidasoa, Granollers y el Huesca.

Sin embargo, aunque sea el inicio de la segunda vuelta y quede un mundo por delante, el Logroño es consciente de que debe hacer bueno el empate de la primera vuelta.

Temas

Asobal
 

Fotos

Vídeos