DIVISIÓN H. PLATA

Castro Urdiales pone a prueba la fortaleza mental del Sporting La Rioja

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

El Sporting La Rioja cuenta cada partido que le resta para acabar la temporada como una final. Son cuatro y esta noche (Lobete, 20.30 horas) tiene la primera ante Castro Urdiales. Una vez que las de Juanjo Lalinde se han aupado al primer puesto de la clasificación no se puede cometer ningún tropiezo. Es un esfuerzo mental extra para la plantilla riojana que no puede mostrar ni un ápice de confianza para evitar sustos.

Castro Urdiales ocupa el undécimo puesto de la clasificación, cerca del descenso por lo que necesita puntuar para evitar problemas en las próximas jornadas. En las filas del equipo que dirige Ricardo Alonso desataca la presencia de María García Nazabal, con 114 dianas en 20 partidos, sexta máxima anotadora de la categoría, que juega de central aunque también aparece por el extremo. Le acompañan en esta tarea las juveniles Ana Arozamena y Zaira Franco con 87 y 80 dianas, respectivamente, en primera línea.

El Sporting La Rioja llega al encuentro con casi todas las jugadoras en buen estado, aunque Celia y Carla están entre algodones. «Es un equipo joven que apuesta por un 6-0 defensivo con poca profundidad y muchas ayudas», explicó ayer Juanjo Lalinde, entrenador del Sporting.

A pesar de su juventud, el Castro Urdiales es un equipo que no suele salir al contragolpe y que prefiere subir el balón controlado para evitar pérdidas.

Las cántabras son un conjunto peligroso cuando juega como local, aunque sus prestaciones bajan cuando viaja lejos de su pabellón. Atendiendo a la lógica, el Sporting debería ganar hoy, aunque no será fácil conseguirlo.