«El balonmano salvó mi vida»

«El balonmano salvó mi vida»
Juan Marín

Rubén Garabaya se despide del balonmano cuatro días antes de su último partido: «Le debo todo a este deporte»

LA RIOJALogroño

El jugador del Rioja Logroño, Rubén Garabaya, se ha despedido hoy como jugador profesional, cuatro días antes de su último partido, con el que cerrará una carrera de 22 años en la que este deporte le ha dado «todo», ha afirmado visiblemente emocionado.

Garabaya ha ofrecido una conferencia de prensa, flanqueado por el presidente de su club, Ángel Rituerto, y el entrenador, Javier González, «Jota».

La comparecencia del jugador asturiano ha tenido un gran componente sentimental, con varios momentos en los que ha roto a llorar, especialmente por la presencia, tras los medios de comunicación, de varios de sus familiares, de sus actuales compañeros y de los exjugadores del Logroño Albert Rocas y Luisfe.

«Yo empecé a jugar en barrio pobre de mi ciudad y quizás el balonmano salvo mi vida, le debo todo a este deporte», ha subrayado el pivote, que en su trayectoria ha ganado cuatro Copas del Rey, dos Supercopas de España, con diferentes clubes y el oro en el Mundial y el bronce olímpico, con España, entre otros títulos.

 

Fotos

Vídeos