Baloncesto

Un Rioja Vega con estilo

Un Rioja Vega con estilo

Los logroñeses impusieron su ritmo ante un Zornotza que castigó a los locales bajo los aros pero que no aguantó el tino ofensivo del rival

Luismi Cámara
LUISMI CÁMARALogroño

En esta igualada LEB Plata, cada victoria tiene un valor especial. Más si se logra contra uno de los equipos que lideraban la liga y que cuentan para entrar en la pelea por estar el año próximo en la segunda categoría del baloncesto español. El Rioja Vega impuso sus armas y también mostró algunas carencias a solventar (fundamentalmente, en el rebote defensivo) ante un rival muy solvente, que supo leer bien el choque y cambiar su estilo para sobreponerse a los problemas de faltas de su estrella y apostar por un juego en el que el protagonismo fue de sus postes. Sin embargo, no fue suficiente para superar a un Clavijo que se sobrepuso a sus problemas en la dirección del juego por la lesión de Jordan y la salida de Cuevas de la mano de un soberbio noguerol.

Los dos equipos comenzaron con intensidad, con ataques rápidos, y fueron los riojanos los que mejor se movieron en este ritmo. Sobre todo, tras la segunda falta de Nimley (dos triples en los primeros minutos) que le sentaron en el banquillo. Sin su principal referencia ofensiva, los vascos se veían superados por un Rioja Vega más coral y que llegó a contar hasta con doce puntos en este cuarto inicial (25-13).

Todo eran buenas noticias para los logroñeses en este periodo, en el que Jenaro Díaz dio la alternativa al joven Miguel de Pablo, que le correspondió con un triple en cuanto tuvo oportunidad.

Los diez puntos con los que concluyeron los primeros minutos se vieron amenazados por la labor bajo los aros de Champagnie, que castigó constantemente a los postes riojanos (16 puntos en la primera mitad, 26 al final del choque).

En cuanto Mikel Garitaonandia dio un descanso a su pívot, el Clavijo volvió a tomar distancia, gracias a una buena defensa y a una fluidez ofensiva que le permitía sumar puntos sin dificultad y superar la ineficaz presión del Zornotza. Además, el tino desde el triple también contaba para llegar al descanso con un abultado tanteo (52-43).

No se sosegó el juego tras la vuelta de los vestuarios. El acierto, sin embargo, no se acercaba al visto antes en ninguna de las dos canastas pero la distancia se mantenía favorable a los riojanos. Además, Nimley cometía su cuarta falta con una antideportiva cuando todavía restaban 15 minutos. El base se vio castigado a permanecer fuera del partido más minutos de los que estaba acostumbrado. Mientras, Noguerol brillaba sobre la cancha del Palacio de los Deportes con una gran dirección y acierto de cara al aro (23 puntos y 22 de valoración) y daba la máxima ventaja a los suyos (66-52).

El Zornotza sobrevivía a base de los rebotes ofensivos de sus interiores (hasta 14 llegaron a capturar los de Amorebieta) y de Osakue. Esas segundas opciones acercaron peligrosamente a los vascos (68-62). Pero dos acciones finales de Noguerol y Saintel, los dos mejores de los azules en el partido, devolvían la renta a la decena de distancia (72-62) para afrontar el último cuarto.

Siguió pecando el Rioja Vega de una preocupante incapacidad para alejar a las torres rivales de las cercanías del aro, tanto a la hora de rebotear como de evitar que recibieran y atacaran el aro desde el poste bajo. El Zornotza tenía claro que era el filón que debían aprovechar mientras Nimley no volviera a aparecer. Lo hizo a falta de ocho minutos y los visitantes se acercaron a cinco puntos (76-71, minuto 35).

Con lo fácil que subían los puntos en la primera mitad, lo que costaba en estos minutos finales sumar para ambos equipos. Un pequeño estirón local volvió a dar un respiro a Díaz y los suyos (85-74, minuto 38).

Jalalpoor decidió el partido con un tiro en el último segundo de posesión, con un jugador encima y saltando hacia atrás. Acertó con él y, además, sacó una falta y un tiro adicional para dar una ventaja de diez puntos ya definitiva para afrontar con tranquilidad el último minuto.

El resultado final (92-84), cerrado con un espectacular mate de Parrado, certificó la quinta victoria del curso, que asienta al Rioja Vega en la cabeza ante un adversario que tiene los mimbres para meterse en el grupo de los aspirantes al ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos