Baloncesto

Quince años creciendo en verde

Foto de familia de los jugadores, entrenadores y patrocinadores que conforman el Club Baloncesto Alfaro en su decimoquinta campaña. :: b.s./
Foto de familia de los jugadores, entrenadores y patrocinadores que conforman el Club Baloncesto Alfaro en su decimoquinta campaña. :: b.s.

El Club Baloncesto Alfaro celebra su decimoquinto aniversario presentando a sus 140 jugadores en doce equipos

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El Club Baloncesto Alfaro disfruta su decimoquinta temporada. Quince años divirtiéndose en verde frente a la canasta, creciendo desde los valores del deporte y haciendo ciudad a través de la unión de todos sus deportistas, familias y aficionados.

Aunque no puede concretarse, el baloncesto ya se practicaba en los colegios alfareños en los años 70. Fruto de esos primeros pasos, la liga local que acogía el frontón del polideportivo municipal de La Molineta en la segunda parte de los 80 y principios de los 90 ayudó a cimentar su afición en la localidad. Para ello fue fundamental el impulso dado a la par en los distintos colegios. Pero los escolares seguían jugando por separado.

Tras el ejemplo que supuso en los primeros 90 el Crepúsculo, primer equipo federado de la localidad, la unión hizo la fuerza en el año 2000: los tres colegios se agruparon para formar el primer equipo júnior de Alfaro. Dos temporadas después, en la 2002-2003, el júnior verde se proclamó campeón riojano. Fue la referencia sobre la que nació el Club Baloncesto Alfaro.

Tras décadas de afición, la unión de las AMPA propició que todos vistan la camiseta verde

Ese ejemplo sirvió para que los entrenadores fundadores y los representantes de las asociaciones de madres y padres de alumnos de los tres colegios y el instituto mantuvieran reuniones para conformar el club. En la 2003/2004, todo el baloncesto alfareño se vistió de verde, tanto en los Juegos Deportivos como en las categorías federadas.

Aprovechando el acto de presentación de los doce equipos que disfrutan en esta campaña, con 140 jugadores y 24 entrenadores, el Club quiso recordar esta historia en la tarde del sábado en el pabellón del instituto, donde estuvo acompañado por representantes del Ayuntamiento, de la Federación Riojana de Baloncesto y decenas de familias.

Con un emotivo homenaje a sus fundadores, todos los deseos en el aniversario coincidieron en cantar por otros quince más.