BALONCESTO. LF2

El Promete sigue imbatido y confiado

Vanessa Gidden busca el aro ante tres defensoras del Real Canoe. :: miguel herreros/
Vanessa Gidden busca el aro ante tres defensoras del Real Canoe. :: miguel herreros

Las riojanas doblegan al Real Canoe con un gran juego interior liderado por Vanessa Gidden

V. S. LOGROÑO.

El Campus Promete prosigue con su feliz andadura en Liga Femenina 2. Cuatro de cuatro. Objetivo cumplido. Ahora llega el tramo más difícil de la competición, ante rivales como Gran Canaria o Estudiantes, pero al 'Tourmalet' de la competición las de Jacinto Carbajal llegan con la moral alta. Porque ayer, en Lobete, cosecharon un amplio triunfo (77-64) y dejaron atrás las dudas y los errores que a punto estuvieron de complicarle partidos anteriores. Sólo un pequeño vahído, en el tercer cuarto, fue el lunar a una superioridad que se basó en centímetros y confianza.

77 CAMPUS PROMETE

64 REAL CANOE

Campus Promete (22+19+17+19)
Benet (7), Knezevic (9), Manzanares (8), Swart (4) y Gidden (25) -cinco inicial- Ayela (5), Zabala (-), Julien (15) y Vukaje (4).
Real Canoe (18+10+20+16)
Alonso de Armiño (12), Lucía Rodríguez (6), Raquel García (8), Torcal (9) y Macarena Roldán (17) -cinco inicial-Villar (3), Leal (7), Santolaya (2) y Baeza (-).
Árbitros
Urbano y Mateo. Sin excluidas.
Incidencias
Unos 400 espectadores en Lobete.

Sobre el poderío de Vanessa Gidden cimentó el Campus Promete su victoria. La jamaicana brilló en los dos primeros cuartos (anotó 18 de los 41 puntos de las locales) y demostró que el físico resulta clave en Liga Femenina 2. Porque las madrileñas, a pesar de proponer un juego abierto y rápido, poco podían hacer cuando Gidden y Swart tomaban las riendas de la zona.

Las de Jacinto Carbajal comenzaron flojas en defensa, permitiendo dos triples, pero pronto solventaron esos problemas y comenzaron a crecer de la mano de la jamaicana, que anotó los diez primeros puntos del Promete. Las ventajas ya eran, en el minuto cinco, de las logroñesas (12-9). No volverían a ceder el mando en el choque, aunque en un momento dado, tal vez por un exceso de confianza, vieron peligrar el triunfo. Pero sólo fue un momento.

Porque al final del primer cuarto llegaron con una renta corta (22-18) pero que ampliaron rápidamente al inicio del segundo parcial, con seis puntos consecutivos obra de Knezevic, Vukoje y la propia Gidden. Los minutos pasaban y las logroñesas continuaban dominando. Gracias a Ylenia Manzanares el tercer cuarto comenzó con un cómodo 41-28.

El Canoe seguía intentando su juego dinámico que no hacía daño a las riojanas, capaces siempre de responder a las canastas rivales. Con 49-26 se llegó al ecuador del período gracias a una canasta de Knezevic. Restaban quince minutos de aparente tranquilidad, pero entonces se emborronó el buen trabajo. Rodán, la peligrosa Alonso de Armiñano y García sumaban un parcial de 0-8 para colocar el 49-44 con Gidden sentada en el banco. Tiempo muerto y a reflexionar. Nadie regala partidos y la competición obliga a mantener la tensión.

La advertencia surtió efecto y con Ayela y la jamaicana tomando el mando anotador, la renta volvió a engordar hasta la barrera de los diez (58-48, m. 30). No había espacio para dudas. Julien, muy acertada, rompió los intentos de remontada y el choque ya fluyó con tranquilidad hasta el final, con las locales manteniendo su mejor versión. Buen partido, buen triunfo y buen premio. Ahora toca confirmarlo ante los grandes, equipos como el Movistar Estudiantes, que también ganó ayer con claridad. Pero, de momento, lo primero es disfrutar el primer triunfo contundente del curso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos