«Somos un producto y si este año no compito, estoy sentenciado»

Alberto Ruiz de Galarreta. :: /Miguel Herreros
Alberto Ruiz de Galarreta. :: / Miguel Herreros

El riojano esperará hasta febrero antes de tomar una decisión sobre su futuro, aunque no descarta el adiós... ni jugar en Logroño otra vez

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Alberto Ruiz de Galarreta (Logroño, 1983) está viviendo una situación nueva para él. Desde que acabó la pasada temporada en Iraurgi, el escolta no tiene equipo. Después de 15 temporadas en Leb Oro, donde ha jugado más de 450 partidos y ha anotado más de 4.100 puntos, además de una breve experiencia en ACB, Galarreta medita abandonar la práctica profesional del baloncesto. «No me retira lo físico, sino lo económico porque se paga muy poquito», se sincera. Eso sí, no para y, con el título de preparador físico bajo el brazo, empieza a buscar otros trabajos relacionados con el deporte, con la cantera del baloncesto y hasta proyecta una gran exposición sobre Drazen Petrovic en Logroño.

- ¿Cuál es su actual situación después de acabar la temporada pasada en Iraurgi?

- Estoy esperando a que me salga algún equipo. Todavía tengo de plazo hasta febrero, cuando se cierra el mercado y aún tengo esperanzas y ganas, además de estar bien físicamente. Pero estoy viendo que a lo mejor llega la hora de dejarlo.

- ¿Ha tenido alguna oferta?

- No me ha salido nada interesante. Quiero jugar en Leb Oro o en el extranjero, pero nada. He tenido ofertas de Plata pero no me lo planteo. Económicamente la liga está muy jodida e irme por 800 euros a 500 kilómetros de mi casa me da mucha pereza.

- ¿Se valora poco al jugador nacional?

- No es cuestión de extranjeros o nacionales, sino de que la liga se está semiprofesionalizando, se está convirtiendo en una liga Sub'25. Es gente joven que busca una oportunidad. O entras en los tres mejores equipos, que es muy complicado, o estás sentenciado. Antes era una liga profesional 100% y ahora se está yendo abajo. Gente de mi perfil, con casi 35 años, se plantea dejar de jugar no porque te retire el físico, sino que te retira lo económico porque se paga muy poquito.

- El panorama ha cambiado mucho en los últimos años...

- Siempre podré presumir que he sido jugador profesional de baloncesto, he vivido de ello. Ahora se están presentando unas ofertas que no dan para vivir. Es la realidad y hay que reciclarse porque económicamente no compensa jugar.

- ¿Se considera un jugador viejo?

- Para nada. Me considero un jugador con mucha experiencia. Pero soy realista y a lo mejor tengo que dejar de jugar.

- Está claro que, con el paso del tiempo, sus posibilidades de encontrar equipo disminuyen...

- Somos un producto y si este año no compito estoy sentenciado. No porque no pueda, ya que estoy convencido de que sin jugar este año podría hacerlo el que viene sin problemas, pero si sales de la rueda entrar es prácticamente imposible. Además, en el extranjero es muy complicado entrar si no te conocen. El jugador español está valorado, pero necesitas un padrino.

- Hace unos meses, Borja Arévalo decidió dejar aparcada la práctica profesional y dedicarse a otro trabajo y a jugar por afición. Dos de los mejores jugadores riojanos de los últimos años se han visto en situaciones muy parecidas...

- Borja lo tenía más claro. Tengo mucha confianza con él y sé que ha encontrado un trabajo de lo suyo y me alegro. Pero es la triste realidad de la liga. No hay dinero y por 800-1.000 euros durante ocho meses, estás sentenciado. O entras en los mejores equipos o el desierto es muy grande.

- ¿Podría volver al Clavijo?

- No cierro la puerta a nadie. Ahora estoy trabajando con el Logrobasket, están haciendo muy bien las cosas. Yo no me esperaba no retirarme en el Clavijo y mira dónde estoy ahora. En mi cabeza sólo había esa opción de retirada, pero me dieron la patada y me tuve que ir de mi casa.

- ¿Y jugar en el Logrobasket?

- Tampoco lo descarto. Lo están haciendo muy bien y tienen muchas posibilidades el año que viene de salir en EBA. Son amigos y con amigos se trabaja siempre bien, así que puede ser mi próximo equipo, ¿por qué no? ¿Quién dice que dentro de unos años no va a estar en Oro? Hay casos como el Iraurgi o el Canoe que en un par de temporadas han pasado de EBA a Oro, así que poco a poco, con paso firme como están haciendo y todo se verá.

- ¿Se ha quedado parado esperando una oferta?

- No. Me he sacado el título de entrenador personal y técnico en entrenamiento funcional y estoy buscando trabajo en gimnasios o clubes deportivos porque la preparación física siempre me ha gustado mucho. Además, tengo en mente varios proyectos. Por ejemplo, en Navidad voy a hacer unas jornadas de tecnificación con el Logrobasket, ser entrenador personal de baloncesto. Y quiero traer una exposición de Drazen Petrovic a Logroño. Las instituciones lo han visto con buenos ojos y, si todo va normal, podremos disfrutarla en La Rioja.

 

Fotos

Vídeos