Liga femenina 2

Marcar el camino

Jacinto Carbajal da explicaciones a sus jugadoras. :: /Justo Rodriguez
Jacinto Carbajal da explicaciones a sus jugadoras. :: / Justo Rodriguez

El Campus Promete busca hoy (20.30 horas) su segundo triunfo liguero en su debut en Lobete ante Alcobendas

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

El Campus Promete comenzó con buen, pero sufrido, pie su andadura en Liga Femenina 2. El agónico triunfo en Almería supone subir el primer escalón de una escalera que como meta presenta el retorno a la élite del baloncesto femenino. Pero el camino hay que marcarlo bien y eso se consigue con triunfos. Esta tarde (20.30 horas), las de Jacinto Carbajal recuperan su feudo histórico de Lobete para afrontar un complicado choque contra el Alcobendas, conjunto que en los últimos años ha peleado por el ascenso y que en este curso volverá a intentarlo.

Carbajal tiene claro que, además de ganar por el rédito clasificatorio que supone, dar buena imagen resulta importante para reenganchar al aficionado. «En casa debemos ser un conjunto sólido. Además, volver a Lobete, un pabellón donde el equipo se siente cómodo es importante, como dar una buena imagen para que la gente responda. Una buena puesta en escena es clave», analiza.

Con la baja de Cristina Hernández y la duda hasta última hora de Adrijana Knezevic, el preparador prevé un partido muy físico ante un rival en el que destaca la fortaleza física. «En las posiciones de '3', '4' y '5' cuentan con Sierra Moore, que hizo una campaña espectacular en Avilés, Livermore y Thompson, que son jugadoras muy potentes. Además cuenta con un grupo de nacionales experimentadas, pero la clave estará en el plano físico», analiza.

El papel de Vanessa Gidden y de Sune Swart será fundamental, al igual que el juego exterior y la concentración, ésa que faltó en los minutos finales en Almería. «Ese tramo lo jugamos muy mal y el partido se complicó cuando íbamos 13 arriba. Llegaron a tener la opción de empatarnos, pero al final el triunfo es lo que importa», sintetiza. El deber de la plantilla es «aprender a competir en una liga distinta a la que la mayoría están habituadas», indica. «No tiene nada que ver. El de Liga Femenina 2 es un juego un poco menos estructurados, con jugadoras no tan grandes y cuesta habituarse, pero hay que hacerlo rápido», añade.

El triunfo supondría un espaldarazo al trabajo de pretemporada, aunque aún quede mucho camino por recorrer pero las buenas noticias se cimentan en triunfos como locales. Hoy, en un horario poco habitual para esta temporada, las riojanas tendrán la oportunidad de demostrar su ambición y ganas. El ascenso es el objetivo en el horizonte, pero Alcobendas es ahora el segundo y más importante de los obstáculos a superar en la liga.

 

Fotos

Vídeos