La Liga Endesa se marca como reto rejuvenecerse y elevar su audiencia

A. GÓMEZ MADRID.

La Liga Endesa 2018-2019, presentada ayer en sociedad quiere «despertar al aficionado, a un público más joven», y promete «baloncesto del bueno», según aseguró el presidente de la patronal de clubes (ACB), Antonio Martín. Bajo el eslogan 'Empieza la verdad. Volvemos», el primer campeonato huérfano de Juan Carlos Navarro después de 18 temporadas en la élite, la Liga pretende revitalizarse y ganar audiencia a través del canal recién estrenado #Vamos, que cada domingo, a partir de las 19.15 horas, emitirá en directo el mejor partido de la jornada.

El curso se estrenará este viernes con las semifinales de la Supercopa en Santiago de Compostela (Barcelona-Baskonia y Real Madrid-Obradoiro), cuyo título se resolverá el sábado, cinco días antes de que la Liga se inaugure, el jueves día 27 y comience la batalla por una corona que defiende el equipo blanco, con el que Sergio Llull espera vivir «una temporada especial» después de la grave lesión de rodilla que le llevó a «un año muy duro», aunque culminado con un histórico doblete para el conjunto dirigido por Pablo Laso.

Tampoco jugará ya la próxima temporada en la Liga Endesa otro campeón del mundo en Japón 2006, Álex Mumbrú, tras 21 campañas en la máxima categoría, y Sitapha Savané, otra figura retirada del baloncesto activo. Tampoco estará Luka Doncic, que ha decido emigrar a la NBA, a Dallas. «Sin él perdemos mucho talento y mucha capacidad de leer el juego. Es un jugador de los que salen cada 30 años», lamentó Sergio Llull, uno de los protagonistas de la presentación.

 

Fotos

Vídeos