La hora de la verdad

Las jugadores del Campus Promete y Carbajal, antes de viajar a Tenerife. :: juan Marín/
Las jugadores del Campus Promete y Carbajal, antes de viajar a Tenerife. :: juan Marín

El Promete se juega toda la temporada en la fase de ascenso que se inicia hoy en Tenerife

L.R.LOGROÑO.

Veintiséis partidos para comenzar de cero. Porque el Campus Promete inicia hoy (13.00 hora peninsular.) en Tenerife una carrera de tres etapas como paso previo a disputar la cuarta, la que decide el ascenso. El Promete anhela regresar a la Liga Dia una año después de abandonar la élite del baloncesto español. Vista su temporada, tiene todo el derecho a soñar con el cambio de categoría.

Jacinto Carbajal asumió el reto desde el banquillo. Veinticuatro victorias de veintiséis posibles. El mensaje que lanza el técnico en las horas previas a la fase es contundente. «Somos la mejor plantilla y el club que más ha apostado por el regreso a la categoría y tenemos ganas de cumplir con las expectativas. Aun siendo posibles favoritos, las fases son muy complicadas», decía. Presión asumida por tanto.

La riojanas abren la fase de ascenso, que alberga a los cuatro mejores equipos de cada uno de los dos grupos. Jugarán tres partidos y los dos mejores de cada grupo pasarán a las eliminatorias del domingo. Las ganadores lograrán el ascenso, las dos plazas. El Promete inicia su aventura frente al Patatas Hijolusa Aros León (12.00 horas); mañana se medirán al Añares Rioja (12.00) y el sábado cerrará la fase clasificatoria frente al Almería (16.00).

El Patatas Hijolusa llega a esta fase después de haber concluido segundo en la liga regular, con cinco derrotas en sus veintiséis encuentros. Los números de ambos son muy similares. Los dos llegan a los 70 puntos anotados por partido, en el caso de las riojanas 73, y ambos conjuntos se aplican en defensa y promedia 59 puntos en contra.

Como es habitual en este tipo de encuentros, la clave estará en no cometer errores básicos en el deporte de la canasta. Defender bien y cerrar el aro para evitar segundas opciones de ataque al rival y elegir buenas opciones de lanzamiento. La paciencia será otra de las virtudes.

El rendimiento del tridente que forman Milika Ivanovic, Maja Vucurovic y Vanessa Gidden resultará determinante, ya que las tres están presentes en la lista de mejores en anotación, rebotes y valoración. Son las más completas, aunque en una fase con cuatro partidos en otros tantos días, toda la plantilla y las rotaciones cobran protagonismo. Y el Promete tiene más.

El Hijojusa no es un novato en estas lides. Es su quinta fase de ascenso en los últimos seis años, las cuatro últimas consecutivas. Su juventud es su virtud, pero también puede ser su pecado. La norteamericana Dekeiya Cohen, la única extranjera, debe ser el gran objetivo del Promete. Frenarle. Promedia 20 puntos y 10.3 rebotes por encuentro. Marta Canella e Itsaso Conde asumen con garantías el papel de escuderas.