Gidden impulsa al Promete

Vannesa Gidden sumó ayer 28 puntos y 16 rebotes. /Sonia Tercero
Vannesa Gidden sumó ayer 28 puntos y 16 rebotes. / Sonia Tercero

Las riojanas superan al Picken Claret tras sufrir 25 minutos con el papel estelar de la pívot jamaicana, que anotó 28 puntos

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

El Campus Promete recuperó ayer el impulso tras su tropiezo ante el Leganés con un triunfo en Valencia. Las riojanas superaron al Picken Claret (53-64) en un partido complicado y que se resolvió gracias a dos arreones de clase de las de Jacinto Carbajal y a un papel estelar de Vanessa Gidden, que firmó 28 puntos y sostuvo a las riojanas, especialmente cuando el partido cambió de rumbo. Porque hasta el minuto 25, y excepción hecha de los tres primeros minutos, en los que el Promete empezó arrollador (0-6), las logroñesas fueron a remolque. Pero con el 42-40 apareció la pívot jamaicana, que firmó nueve tantos consecutivos. Se sumaron al buen momento Knezevic, con un tiro libre, e Ylenia Manzanares para acabar el tercer parcial con un 42-52 a favor.

53 CLARET

Jana Raman (9), Paula García (8), Laura Velasco (6), Rocío Díaz (10) y Kamara (11) -quinteto inicial- Rabassa (4), Segura (2), Rosello (3) y Hernández (0).

64 CAMPUS PROMETE

Knezevic (15), Benet (5), Manzanares (7), Swart (4) y Gidden (28) -quinteto inicial- Ayela (0), Zabala (0), Julien (0) y Vukoje (5).

Árbitros
Miño y Portalés. Excluyeron a la jugadora local Raman por cinco faltas.

Después de sufrir mucho en defensa, especialmente por el juego abierto de las valencianas (anotaron siete triples antes del descanso, después la defensa del Promete impidió que la sangría continuase), el Promete tomaba el aire suficiente para afrontar los últimos diez minutos con garantías.

No les temblaron las piernas a las de Jacinto Carbajal cuando con Kamara y Rabassa las locales se pusieron 49-53 (m. 34). Gidden y Knezevic se pusieron las pilas para elevar el listón de la renta por encima de los diez puntos (51-63) a falta de dos minutos. Ylenia Manzanares, siempre trabajadora, cerró el partido con un tiro libre para colocar el 53-64 final.

Con el triunfo, las riojanas cierran el tramo más difícil de la competición y mantienen el liderato, aunque sea con una dependencia excesiva de Gidden, que ayer lanzó 25 tiros de dos, casi la mitad de los del equipo, y de Knezevic, que sumó quince puntos. Desde el banquillo, por ejemplo, sólo se sumaron cinco puntos, los de Vukoje, una curiosidad pero a tener en cuenta.

 

Fotos

Vídeos