MUNDIAL

España deberá luchar por el bronce

Cambage, líder australiana, tapona a Marta Xargay. :: afp/
Cambage, líder australiana, tapona a Marta Xargay. :: afp

Estados Unidos y las oceánicas pelearán hoy por el oro mientras que las de Lucas Mondelo jugarán ante Bélgica La pívot australiana Cambage decidió un partido que se resolvió en el último minuto

R. MOLINELLI/EFE TENERIFE.

La selección española luchó al límite de sus fuerzas y posibilidades ante la de Australia, que de la mano de su pívot Liz Cambage (33 puntos, 15 rebotes y 4 tapones), venció por 66-72 para jugar hoy la final ante Estados Unidos. La selección española jugará por la medalla de bronce ante Bélgica, con la que perdió en la primera fase.

66 ESPAÑA

72 AUSTRALIA

España (15+20+23+8)
Palau (7), Nicholls (6), Cruz (3), Torrens (15) y Ndour (17) -equipo inicial-, Ouviña, Casas (5), Xargay (9), Gil y Sánchez (4).
Australia (23+11+16+22)
Talbot (2), Cambage (33), Allen (8), Ebzery (10) y George (9) -equipo inicial-, O'Hea (4), Madgen, Smith, Bunton (1) y Whitcomb (5).
Árbitro
Manuel Mazzoni (ITA), Natalia Cuello (DOM) y Takaki Kato (JAP). Astou Ndour (min.34) y Laura Nicholls (min.36) fueron eliminadas por cinco personales .
Incidencias
3.976 espectadores.

La inercia ganadora del equipo, tras ganar a Canadá en cuartos de final, no apareció en el inicio del partido ante Australia. De hecho muy pronto el marcador se volvió adverso 6-21 (m. 7), con una clara advertencia de lo que podía ocurrir.

Dos rápidas transiciones, ya con Cristina Ouviña y Queralt Casas en pista, y un triple de Astou Ndour consiguieron un parcial de 7-0 que insuflo vida al partido. La defensa también funcionó mejor y el marcador reflejó al final del primer cuarto un 15-23 menos agobiante.

El equipo español salió en el segundo acto a dar la batalla pero no acabó de encontrar el punto. Apretando atrás, ajustando los cambios en los bloqueos y redoblando esfuerzos lo que consiguió fue ralentizar el marcador e ir reduciendo la diferencia muy poco a poco, 22-27 (m. 14). La ausencia en la pista de Cambage fue un alivio, pero todavía hubo que esperar un poco para que llegase el momento Alba Torrens, que con dos triples empató el partido, 30-30 (m. 17).

Las oceánicas acusaron el golpe y ni la vuelta de la gigantesca pívot consiguió enderezar el rumbo de su equipo. Otro triple de Ndour y una canasta final de Anna Cruz permitieron a España ganar los vestuarios al descanso (35-34).

Australia volvió a frenar el ritmo de las españolas con una defensa zonal. El juego se volvió denso y duro. En el cuerpo a cuerpo, las españolas se manejaron con más soltura que las australianas y el 53-48 (min. 28.30) fue un reconocimiento a tanto esfuerzo. El parcial llegó a ser de 9-0 para pasar el 46-48 al 55-48, que hizo que les temblaran las piernas a las 'aussies'. Y más cuando Laia Palau despidió el cuarto con un triplazo, 58-50.

Cambage comenzó el cuarto de la verdad anotando su punto número 24, lo que unido a un triple de Ebzery y a otras dos canastas de la pívot, respondieron con un 0-9. Astou Ndour anotó otro triple, 61-59, y en la siguiente jugada le pitaron la quinta personal. A falta de cinco minutos el empate a 61 fue una promesa de incertidumbre. Pero Laura Nicholls también fue eliminada y todo se torció. En los minutos finales emergió la figura de la pívot australiana, que dio el triunfo a su equipo.

España volvió a dar otra lección de entrega y pundonor y deberá recuperarse porque hoy se juega el bronce con Bélgica a las 18.30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos