LIGA FEMENINA 2

El Campus Promete sufre hasta el final para lograr su primer triunfo ante el Almería

LA RIOJA

logroño. El Campus Promete se estrenó ayer en Liga Femenina 2 con un sufridísimo triunfo en casa del Almería. Por dos puntos y con tensión hasta el final, el encuentro se complicó para las riojanas en los últimos seis minutos. En ese momento, un tiro de dos de Vanessa Gidden ponía al Promete con un cómodo 50-61.

Era el momento de matar el partido y, sin embargo, las almerienses reaccionaron y pusieron en serios aprietos el triunfo de las de Jacinto Carbajal, a las que se les acabó la gasolina en esos minutos finales. Santana y Latorre, con seis y cuatro puntos respectivamente, lograron que la renta menguase hasta la mínima expresión. El marcador señalaba un exiguo 64-65 a falta de 24 segundos.

Tocaba reaccionar y, afortunadamente, las riojanas lo lograron gracias a un tiro libre anotado por Vukoje y un robo de la base, que dejó sin premio la reacción local.

Suspiro de alivio y a reflexionar de cara a la siguiente cita en Lobete. Porque las riojanas, a pesar de ganar, demostraron que todavía necesitan un poco más de rodaje. Fue el de ayer un partido igualado en sus dos primeros cuartos, con Alicia González, por parte de las locales, y Rosemarie Julien y Gidden, en el cuadro logroñés, intercambiando puntos.

Sin embargo, en el tercer cuarto funcionó el entramado defensivo del Promete, que dejó sin respuesta a las andaluces. El parcial de 8-21 en esos diez minutos colocó el tanteador en un 44-54. Pero a punto estuvo de perderse esa renta.

En lo positivo, el dominio del rebote y el juego interior, aunque faltó acierto en el lanzamiento de dos, lo que a la postre resultó clave para ese final tan igualado.

 

Fotos

Vídeos