La velocidad española enseña los dientes para las medallas

Bruno Hortelano cruza la meta en cabeza durante su semifinal en los 200 metros. :: Tobias SCHWARZ / AFP/
Bruno Hortelano cruza la meta en cabeza durante su semifinal en los 200 metros. :: Tobias SCHWARZ / AFP

Óscar Husillos en el 400 y Bruno Hortelano en el 200 pasan a sus respectivas finales, igual que Ana Peleteiro en el triple salto

ALBERTO POZAS BERLÍN.

Llegó la hora de los esprinters españoles. Óscar Husillos y Bruno Hortelano se clasificaron ayer para las finales de 400 y 200 metros lisos, respectivamente, dejando una magnífica impresión sobre la pista del Estadio Olímpico de Berlín y prometiendo plantar cara en la lucha por las medallas.

«Esto es un Campeonato de Europa y aquí nadie regala nada». En zona mixta, Óscar Husillos explicaba que aspira a todo en la final de mañana, pero siendo consciente de que sus rivales hicieron grandes carreras en las otras dos semifinales. El palentino salió algo lento, pero remontó en los últimos metros para llegar segundo de su serie por detrás del polaco Zalewski y con una marca de 45.17 segundos. «He sabido leer la carrera», destacaba el velocista de Astudillo.

Husillos entra en la final con el peor tiempo de los ocho clasificados. El gran favorito, el británico Hudson-Smith, rompió con facilidad la barrera de los 45 segundos, escoltado por el noruego Warholm -que intenta la temeridad de conseguir dos oros en la distancia en liso y con vallas- y dos de los hermanos Borlée -los gemelos Jonathan y Kevin-. Husillos tendrá por tanto que estar muy cerca de sus marcas y del récord de España para pelear por uno de los podios más igualados y caros de la historia: una oportunidad única para decir adiós a los fantasmas que le asaltaron cuando perdió el oro mundial bajo techo al pisar la calle interior. Ni el toledano Lucas Búa ni el canario Samuel García entraron a la final, por lo que se concentrarán en un relevo de 4x400 que también tiene muchas opciones de subir al podio.

Ni Samuel García ni Lucas Búa consiguieron el pase a la final del 400, por lo que se centrarán en el relevo

Sensación de mayor facilidad dejó sobre la pista del Olímpico de Berlín Bruno Hortelano, que entró a la final de los 200 metros lisos ganando su serie sin complicaciones y con un tiempo de 20.29 segundos que hace soñar con una marca escandalosa en la final. «He tenido el lujo de poder controlar un poquito al final», dijo en zona mixta el hombre que defiende el título de campeón de Europa. «No lo he tenido que dar todo», destacaba, mientras ponía encima de la mesa el menú hasta hoy a las 21:05: «Fisio, masajes, cena, descanso esta noche y todo lo que hace falta para mañana (por hoy)».

La última barrera

Lo cierto es que Bruno Hortelano, que hace dos años sufrió un aparatoso accidente de tráfico que a punto estuvo de comprometer su carrera deportiva, llega a la final con muchas posibilidades de pelear por el oro. Sus grandes rivales, el turco Guliyev y el suizo Wilson, ganaron sus respectivas series con marcas similares. Hortelano no quiere vender la piel del oso antes de cazarla: preguntado sobre si hoy romperá la mítica barrera de los 20 segundos, se limitó a reír. «No sé, ya veremos». El otro español en liza, Daniel Rodríguez, corrió en unos buenos 20.77, aunque insuficientes para estar en la final.

Un salto y al vestuario. La gallega Ana Peleteiro tiró de unos galones impropios de su edad para llegar a la pista, saltar 14.27 metros en el primer intento y marcharse a la ducha a la espera de poder añadir otra medalla más a su palmarés mañana a las 20.00 horas. «Corrí muy tranquila y aseguré el salto válido», decía alegre la cirujana del triple salto. La nueva Peleteiro es el enemigo a batir y mañana luchará por renovar su bronce mundial 'indoor' de Birmingham: «Hay que continuar con la misma mentalidad», decía, revelando que los nervios le impidieron dormir más de cinco horas y media la noche anterior.

Ni Patricia Sarrapio (13.87) ni la joven María Vicente (13.50) consiguieron pasar el corte en el triple. A última hora de la tarde, las españolas firmaron una buena actuación en los 10.000 metros con Maitane Melero en novena posición y Nuria Lugueros, undécima. Además, Jorge Ureña finalizó su participación en decatlón en el decimoséptimo puesto, después de que tres nulos en la primera altura con la pértiga echaran por tierra todas sus aspiraciones.

Más

 

Fotos

Vídeos