ATLETISMO

Ramón Cid deja hoy la dirección de la Federación Española

EFE

madrid. «Una monumental cagada». La expresión no dejaba la menor duda sobre la asunción total de responsabilidades por parte del director técnico de la Federación Española, Ramón Cid, cuando en marzo pasado Carles Castillejo, por un error del cuadro técnico sobre el reglamento, tuvo que ser sacado del equipo español que iba a competir en los Mundiales de Medio maratón de Valencia.

La confesión pública, clara y patente de un error suponía una cierta novedad en la Federación Española y ratificaba el carácter llano y abierto de un seleccionador que introdujo el «buen rollo» en el seno de la selección española, que había vivido momentos convulsos con los casos de dopaje más famosos.

A lo largo de sus seis años en el cargo, Ramón Cid siempre dio la cara. Hoy comparecerá en la Federación Española de Atletismo junto al presidente, Raúl Chapado, para anunciar que deja el cargo después de seis años.

Donostiarra de 64 años, Ramón Cid congregó un amplio consenso en los estamentos del atletismo para asumir en 2013 la dirección técnica de la Federación Española que hasta entonces había ejercido el presidente federativo, José María Odriozola.

Su forma de relacionarse con atletas, entrenadores, oficiales y periodistas ejerció un fuerte contraste con el carácter a veces bronco de Odriozola. El éxito de la selección española en los Europeos de Berlín, en agosto pasado -diez medallas, veinticinco finalistas y un quinto puesto en la clasificación por puntos-, llevó a Cid a dar el paso definitivo de abandonar el puesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos