Una marca que también abre las puertas del Mundial de maratón de este otoño

Este año, el Campeonato del Mundo de maratón se disputará en Doha en el mes de octubre

C. ÁLVAREZ LOGROÑO

Camilo correrá en Sevilla con la mente puesta en Tokio, también no descartará en su viaje hacer, antes, una escala en Doha.

La capital catarí acogerá entre finales de septiembre y principios de octubre el Campeonato del Mundo de atletismo. El calor de la zona ha aconsejado retrasar el Mundial para evitar las temperaturas más altas del verano, pero también ha convertido la temporada en muy atípica.

En cualquier caso, el pasado 30 de noviembre, la Federación Española de Atletismo hacía pública una circular en la que anunciaba que para acudir al Mundial en la prueba de maratón habría que correr por debajo de 2h12 (pese a que la IAAF exige 2h16).

En principio sólo hay dos plazas disponibles porque aunque son tres los seleccionables, Javier Guerra está preseleccionado directamente por haber quedado entre los ocho mejores del último europeo (el disputado también por Camilo en Berlín).

Así, los dos mejores entre los españoles que bajen de 2h12 antes del 6 de septiembre, serán incluidos por el seleccionador nacional José Peiró en la lista que acuda al Mundial. Si Javier Guerra renuncia o no demuestra estar en un buen estado de forma, en lugar de las dos mejores marcas sub 2h12 serán las tres mejores las que viajen a Doha.

En esta situación, una actuación sobresaliente de Camilo Santiago en el maratón de Sevilla (siempre con una marca por debajo de 2h12 minutos) puede colocarle en el camino de los Juegos Olímpicos de Tokio, pero previamente haría escala en Doha para volverse a vestir la camiseta nacional en el Campeonato del Mundo.