Una jornada con cuatro pruebas diferentes sobre el asfalto logroñés

Un atleta se hidrata./
Un atleta se hidrata.

REDACCIÓN LOGROÑO

El próximo 2 de junio, la capital riojana vivirá una jornada deportiva con cierto aire festivo. La Media Maratón de La Rioja se ha convertido en un acontecimiento de la máxima relevancia en la que toman parte cientos de riojanos pero también muchos deportistas llegados de fuera de la región.

El programa lo componen cuatro pruebas diferentes. A las 9.30 horas se dará el pistoletazo de salida a los participantes en las dos pruebas pedestres: la media maratón y la carrera sobre aproximadamente 11 kilómetros (el recorrido aún no está homologado oficialmente). En ambos casos, la salida y llegada es común pero mientras los medio maratonianos recorrerán vuelta y media del circuito completo, los que participen en la carrera más corta sólo lo cubrirán en una parte.

A las 12.00 horas, cuando ya todos los atletas hayan concluido su participación (disponen de 150 minutos para hacerlo), se dará la salida a los patinadores y a los deportistas que cubran la prueba en silla de ruedas. En los dos casos, la competición completa una media maratón y en este casos, los participantes en ambas pruebas disponen de 90 minutos para terminarla, por lo que a las 13.30 la jornada habrá acabado.