Atletismo | Campeonato de España Pista Cubierta

«Había mucha gente y fue necesario forzar desde las eliminatorias»

Patricia Urquía, en el centro, con las atletas que le acompañaron en el podio del 200. /L.R.
Patricia Urquía, en el centro, con las atletas que le acompañaron en el podio del 200. / L.R.

La velocista riojana de Scorpio 71 se proclamó campeona nacional absoluta, una semana después de haberlo sido en la categoría sub 23

César Álvarez
CÉSAR ÁLVAREZ

Patricia Urquía ha salido más que airosa de uno de los inviernos más difíciles de su vida. Después del verano dejó a su entrenador de siempre -Héctor Barrasa-, su ciudad (Logroño) y su club, Bidezábal, para trasladarse a continuar con sus estudios en Barcelona, residir en en la Ciudad Condal con una beca del CAR de Sant Cugat, estrenar camiseta (Scorpio 71) y comenzar a entrenar con Ricardo Diéguez. Cuando trataba de adaptarse a sus nuevas circunstancias, sufrió una discopatía en su espalda y estuvo tres semanas sin poder entrenar.

Más

- Su invierno ha sido más que complicado.

- La verdad es que sí. Mi temporada de pista cubierta se había limitado a una única carrera, en la que hice la mínima tanto para el Nacional sub 23 como para el absoluto. Por tanto, cuando yo llegué al Campeonato de España sub 23 todo lo que había corrido en el año, era una única prueba.

- Pues no le fue mal en ese momento. ¿Esperaba en Antequera ganar el oro después de tanto padecimiento?

- No puedo decir que lo esperara, pero tampoco ha sido una sorpresa. Después del Nacional sub 23 vi que estaba bien y que podía luchar por ser campeona absoluta. Las tres mujeres que estaban por delante de mí en el ránking del año, decidieron correr el 60 para buscar un puesto en la selección del Europeo (el 200 no está incluido en el programa internacional bajo techo) así que yo partía con la mejor marca, la realizada en el Nacional sub 23 (que fue récord de La Rioja).

PATRICIA URQUÍA
Fecha de nacimiento
19/1/1999
Lugar
Logroño
Club
Alcampo Scorpio 71
Entrenador
Ricardo Diéguez
Mejor marca en 200 en pista cubierta
24.19

- Aparentemente no sufrió usted mucho para conseguir ese título.

-Bueno, como éramos muchas las atletas que teníamos la mínima. Había que forzar y correr desde las eliminatorias. Sólo pasaba la ganadora, y además las calles de semifinales dependían de esos tiempos. No corrí a muerte, pero salí fuerte.

- En semifinales ya fue otra cosa.

- Yo quería ganar para asegurarme un puesto en la final A, que teóricamente era la más rápida. Pero hubo un momento en carrera que me descentré y quedé segunda. Eso me hizo agobiarme la noche previa a la final, pero lo pude superar.

- En la final, dio la impresión de que a mitad de carrera flaqueaba.

- No, no fue así. Yo salía por la calle 6, y sabía que la corredora de la calle 5 siempre sale muy fuerte. Lo lógico era que me cogiera la compensación e incluso me superara, por eso en la curva se puso emparejada conmigo, pero yo sabía que, en condiciones normales, tenía mejor final que ella, y así fue. En la recta, yo estuve más fuerte.

- Es usted campeona de 200 bajo techo, pero es una prueba que no figura en los programas internacionales de pista cubierta. ¿No se plantea cambiar de prueba?

- No. Se ha oído que sí, pero de momento no está en mis planes y ahora en el aire libre seguiré en el 200 alternándolo con el 100, con la vista puesta en el Europeo sub 23.