Fernández Pinedo reedita su victoria en Logroño

La riojana Marta Castroviejo, ganadora de la media. :: J. Rodríguez/
La riojana Marta Castroviejo, ganadora de la media. :: J. Rodríguez

El atleta soriano fue el dominador de la Maratón Internacional Adidas Ciudad de Logroño. En féminas, la mejor fue Patricia Guerrero Miguel Ferrer, segundo, y Ángel Martínez -tercero- completaron el podio de la maratón

CÉSAR ÁLVAREZ

Logroño. Kike Fernández Pinedo volvió a apuntarse el triunfo en el V Maratón Internacional Adidas 'Ciudad de Logroño'. Lo hizo demostrando su capacidad de sufrimiento y también dejando patente que su lesión está ya olvidada.

Desde el pistoletazo de salida (y del protocolario corte de la cinta por parte de jugadoras de fútbol del EDF), los atletas del club organizador -Ferrer Sport- habían querido dejar patente que querían jugar un papel protagonista en su prueba. En la cabeza de carrera Kike Fernández, Miguel Ferrer, Santi Sierra, Ángel Martínez Riaño y Brendan Medeiros junto a José Antonio Blanco y Gorka Bizcarra formaron un grupo que trató de seguir a los dos atletas africanos. Pero tanto Kipyego como Kiprono jugaban ayer en otra liga. Habían llegado a Logroño para establecer un nuevo récord del circuito de la media maratón y no quisieron dejar pasar ni un metro sin exhibir su fortaleza.

Apenas se habían recorrido 3.000 metros cuando los africanos ya habían abierto hueco, ante la cautela del resto de sus rivales. A los dos mediomaratonianos de color no les afectó ni siquiera el aire que pareció mermar las fuerzas del resto de fondistas en la zona de Prado Viejo. Ellos apenas pisaban el asfalto y con una cadencia casi perfecta iban restando metros a su objetivo.

Entre el grupo de perseguidores, Brendan Medeiros -el americano afincado en Madrid e incorporado recientemente a la disciplina del Ferrer Sport Team- es el que más daba la cara. Él tiraba del grupo y es el que marcaba un ritmo, que nunca trató de alcanzar a los africanos, pero que fue más que suficiente para abrir un mundo entre ellos y sus más inmediatos perseguidores.

La carrera no sufrió su primer 'movimiento' hasta que llegó a la calle San Gregorio. Al paso por el túnel de debajo del Puente de Hierro, cuando la carretera se empina, Miguel Ferrer evidenció su falta de entrenamiento. El dolor ya había hecho acto de aparición algunos kilómetros antes. La lesión de pubis que le había tenido en el dique seco se hacía notar. El riojano perdió el contacto con la cabeza y ya nunca lo recuperó.

Con los africanos camino de la victoria en la media maratón (se la jugaron en los últimos kilómetros y Ezequiel Kipyego fue el que se la adjudicó con nuevo récord de la prueba) y los maratonianos camino de la segunda vuelta, la cabeza estaba rota.

Tras pasar por meta, Kike Fernández asumió el mando en solitario de la carrera. Medeiros se descolgó para esperar a su compañero Miguel Ferrer que sufría mucho como se podía ver en su rostro; y un poco más atrás, un sobresaliente Ángel Martínez Riaño se aferraba a sus opciones de subir al podio.

El americano acompañó a Ferrer hasta el kilómetro 30. Le fue quitan- do el aire, dándole agua y sobretodo, ánimos. Y gracias a eso el riojano pasó su calvario relativizando su agonía. Pero en el kilómetro 30, al inicio de República Argentina, Medeiros abandonó (había venido a hacer como mucho 30 kilómetros) y Ferrer tuvo que apelar a todo su pundonor para alcanzar la meta. Lejos, de Fernández Pinedo -de nuevo ganador- pero en puesto de podio, por delante de Martínez Riaño que completó un sensacional maratón y también el pleno del Ferrer Sport en el podio de la carrera reina.

En féminas, Patricia Guerrero impuso el mismo dominio que ejerció Fernández Pinedo en hombres. Desde el principio se sintió muy cómoda arropada por un grupo de hombres y aunque luego sufrió más en la segunda vuelta, cuando desaparecieron del circuito aquellos que sólo iban a realizar la media maratón, nunca vio peligrar su privilegiada posición. La bici que le indicaba que era la primera mujer de la maratón siempre fue con ella. Le acompañaron en el podio Valle Pascual y Delia Ramos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos