Vivanco marida el arte del grabado

Foto de familia con el jurado, premiados y organizadores en la entrega de galardones celebrado ayer. j.l.
/
Foto de familia con el jurado, premiados y organizadores en la entrega de galardones celebrado ayer. j.l.

El museo de Briones entrega los premios de un galardón consolidado

JÖEL LÓPEZ HARO.

El Museo Vivanco entregó ayer los galardones de la undécima edición del premio internacional de grabado y vino Pedro Vivanco a Carles Moll y Javier Abad después de que se hayan presentado un total de 72 obras. Eduardo Díez, director del museo, asegura que ha sido «una edición muy disputada y variada».

El evento también reconoció a la ganadora del año pasado, Federica Bau, ya que ha sido galardonada con una mención especial. Los artistas, Tanja Blanco y Tomás Pariente han completado el palmarés de una edición que ha renombrado el premio en honor a «uno de los responsables de todo esto», aseguró Eduardo Díez.

Un proceso lento y cuidadoso, el carácter artesanal y las sorpresas en el producto final son algunas de las características que hacen maridar el arte del grabado con el vino.

Carles Moll: «Aunque lo intentes evitar, los grabados tienen unas imperfecciones únicas» Javier Abad: «Más que una técnica, el grabado es un lenguaje propio quizás más dificil de entender»

Javier Abad asegura que «el granado ofrece muchas posibilidades técnicas para desarrollar obras muy diferentes». El artista madrileño, que ha ganado el segundo premio con una fotolitografía de un cielo estrellado chileno titulada 'A wine drinker's guide to the galaxy', explica que «más que una técnica, el grabado es un lenguaje propio que quizá no sea tan fácil de entender como la pintura o la escultura».

La opción que ha llevado a Carles Moll a ganar esta edición se titula 'La Naturaleza del Vino' y con una técnica más tradicional, parte de las ilustraciones de naturaleza de los manuales de ciencias para captar la esencia de la tierra del vino. Moll, profesor de grabado, asegura que «aunque lo intentes evitar, los grabados tienen unas imperfecciones únicas».

Una variada muestra

La entrega de premios ha servido, también, para inaugurar la exposición que, hasta el 9 de septiembre, podrá recorrerse de manera gratuita en la sala de exposiciones temporales del Museo Vivanco de la Cultura del Vino.

Una muestra compuesta por 27 visiones únicas del mundo del vino, por 27 miradas personales y sensitivas que reflejan la percepción vinícola de cada autor. Las obras actualmente expuestas han sido seleccionadas entre las 72 que se han presentado a concurso. Una undécima edición marcada por la calidad y a variedad, como señaló el jurado durante la tarea de elegir las obras ganadoras y aquellas que ahora conforman la muestra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos