La violencia machista se cobra dos nuevas víctimas en pocas horas

Con los casos de una anciana degollada y una mujer estrangulada, ambas por sus parejas, son 19 las mujeres asesinadas en 2018

DOMÉNICO CHIAPPE

A las siete de la mañana de ayer, un hombre de 88 años buscó un cuchillo de cocina, caminó al dormitorio y supuestamente rebanó la garganta de su esposa, cuatro años más joven. Subió a la azotea del edificio de dos plantas y se lanzó al vacío. Su cuerpo quedó tendido en la acera hasta que un vecino lo encontró. Había escrito una nota a los tres hijos de la pareja -«buena gente», según los vecinos-, que dejó en la misma habitación del crimen. Sucedió en la calle Juanito Perotti, en el barrio de La Campa de La Felguera, en Langreo (Asturias). La víctima nunca había denunciado a su marido por malos tratos.

El hombre, llamado Luis, había sido constructor, tenía negocios en la zona, gustaba de la sidra y se acababa de operar de la rodilla. De ella, María Isabel, se sabe que comenzaba a mostrar los síntomas del mal de Alzheimer.

Unas horas antes, una mujer de 47 años también fue asesinada en su domicilio por su expareja. Después de agredirla, el hombre de 44 años la estranguló con un cable. Vivía en la calle Goiri de Madrid, a donde un equipo de emergencias llegó después de medianoche. Encontraron el cuerpo sin vida y la casa en completo desorden.

La víctima, M.J.A.A, ya había denunciado a su antigua pareja, después de una paliza que recibió en plena calle. «Su cara sangraba», declaró un vecino. Un juzgado había dictado una orden de alejamiento contra su ex. La policía, al conocer los hechos, llamó al principal sospechoso a su móvil. Entrégate, le recomendaron. Por la mañana, casi al mismo tiempo que era hallado el cuerpo del homicida de Asturias, el de Madrid se entregó en la comisaría de Tetuán.

Con estos dos casos, se cuentan ya 19 asesinadas por la violencia machista. Del total de asesinadas en lo que va de 2018 sólo cuatro habían presentado denuncia previa contra su agresor, pero dos de ellas decidieron no continuar con el procedimiento. Otras dos sí tomaron la decisión de seguir, entre las que está la mujer asesinada de Madrid. Además, diez de las víctimas convivían aún con su agresor y otras ocho -de uno de los casos no se cuenta con información-, no. Trece de las asesinadas mantenían una relación con su verdugo y seis eran expareja o estaban en fase de ruptura. Más de la mitad de las víctimas tenían entre 41 y 50 años.

«El hecho objetivo es que una mujer ha muerto a manos de un hombre», dijo Delia Losa, delegada del Gobierno en Asturias, en un acto en el que las autoridades han expresado su «más enérgica condena y profunda consternación». Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid convocará tres días de luto oficial desde el lunes (el fin de semana es la 'marcha del orgullo').

Por fortuna, en Alicante una mujer de 29 años logró escapar del destino fatal cuando la policía la rescató, a ella y a su bebé de cuatro meses, del cautiverio de casi dos años a la que era sometida por su pareja, con «amenazas de muerte, golpes e insultos», según la Policía Nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos