Vigilar a la SGAE, reformar el Inaem y la ley del deporte, prioridades de Guirao

M. LORENCI

madrid. «La reciente crisis de la SGAE es un motivo de muy seria preocupación». Lo dijo el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, en su primera comparecencia en la comisión correspondiente del Congreso, en la que declaró prioritaria la reforma del Inaem, anunció una nueva ley del deporte y aseguró que la promulgación de la ansiada ley de mecenazgo «no depende solo de Cultura». Pidió y agradeció el consenso, apostó por la igualdad, la plena accesibilidad y la descentralización en la cultura al plantear una hoja de ruta sin compromisos de gran calado y en la que pasó de puntillas por el futuro de la colección de Carmen Thyssen, del Teatro Real, y del bicentenario del Prado, al que respaldará sin comprometer fechas ni cifras. Para Guirao la cultura es «un sector pujante, de creciente potencial social e importancia económica en el que los símbolos son decisivos y en el que hay que conjugar el sentido práctico con las prácticas del sentido común». Recordó que la cultura «aporta un 2,4 al PIB y el deporte, el 1%» y que «los asuntos de competencia de este ministerio suman el 3,4% de la riqueza nacional y el 4,2% del empleo». La situación que atraviesa la SGAE y que compromete su futuro preocupa al ministerio.

La situación del Inaem es también una «preocupación primordial». «Es un organismo ejemplar cuya administración no está a la altura de los tiempos», dijo Guirao del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música para anticipar que «trabajaremos en su reforma». El ministro reconoció la necesidad de la ansiada ley de mecenazgo, pero destacó que para su promulgación «no dependemos de nosotros mismos».

 

Fotos

Vídeos