Secuestro en la montaña

Megan Montaner y Alain Hernández, en un momento del rodaje de la serie. /TVE
Megan Montaner y Alain Hernández, en un momento del rodaje de la serie. / TVE

TVE estrena esta noche en La 1 'La caza. Monteperdido', una serie que cuenta la desaparición de dos niñas en un pueblo del Pirineo y su investigación policial

JULIÁN ALÍA

Dos niñas de 11 años, Ana y Lucía, desaparecen de camino a sus clases de piano en Monteperdido, un pueblo del Pirineo oscense. Cinco años después, con el caso aún sin resolver y los vecinos marcados por la tragedia, una de las niñas, Ana, consigue regresar al pueblo, aunque ni recuerda ni dispone de toda la información necesaria para hilar un relato de los hechos. Así arranca la nueva serie de TVE, que se estrena esta noche a las 22.40 horas en La 1, compitiendo en el 'prime time' con 'Got Talent España' (Telecinco) y '45 Revoluciones' (Antena 3).

'La caza. Monteperdido' es un 'thriller' psicológico basado en la novela de Agustín Martínez, que también ha participado en el guión de la serie. La historia narra la desaparición de dos niñas y la investigación que se lleva a cabo para encontrarlas y devolverlas sanas y salvas a sus casas. Megan Montaner, Alain Hernández y Francis Lorenzo son los encargados de protagonizarla, y han estado bajo la batuta de dos directores: Salvador García Ruiz y Álvaro Ron, aunque tal y como apunta Montaner, «ha sido como si fuesen una única persona».

El director de Contenidos, Canales y Producción de Programas de TVE, Fernando López Puig, comentó en la presentación que la ficción mezcla varios géneros: 'thriller', policíaco, de misterio e incluso del wéstern, porque es «como el forastero que llega a un lugar que desconoce; un sitio en el que es un personaje más».

Además, el directivo aseguró que de igual manera que los personajes, los espectadores también van a experimentar «un viaje emocional durante ocho semanas». Todo ello, acrecentado gracias a la labor que desempeña el pueblo, donde, como decía su madre, «lo único sano que hay es el aire» y en el que «todo el mundo tiene una doble cara».

José Manuel Lorenzo, presidente de DLO Producciones, se mostró orgulloso por el buen hacer de un elenco que «ha defendido papeles muy complejos en un mundo en el que nada es lo que parece». Asimismo, el también productor de la serie comentó que «la audiencia es un enigma», pero que nadie puede quitarles «el orgullo de haber hecho un trabajo tan bueno».

Hermetismo emocional

En el trío de investigadores de la ficción destaca la presencia de la sargento de la UCO (Unidad Central Operativa) Sara Campos, a quien encarna Megan Montaner, que tuvo «miedo» cuando leyó el guion de no ser capaz de dar vida al personaje. Campos está siempre acompañada del teniente Santiago Baín (Francis Lorenzo), ya en el final de su carrera, el único que conoce sus secretos y con quien mantiene una relación paterno-filial, y también del cabo de la Guardia Civil Víctor Gamero (Alain Hernández). Conocedor de la zona y de sus habitantes, para poder avanzar en el caso Gamero tendrá que superar sus diferencias con una sargento hermética emocionalmente y a la que no le gustan los perros, incluido su precioso samoyedo Nieve.

La serie ha sido rodada en exteriores casi en su totalidad, en localizaciones naturales entre las que destaca la comarca de la Ribagorza, en el Pirineo Aragonés. Y para representar el pueblo ficticio de Monteperdido han sido elegidas las localidades oscenses de Benasque y Cerler.

El primer capítulo arranca el día de la desaparición de las niñas, y después desplaza a los espectadores al momento en el que Sara Campos y Santiago Baín son destinados al pueblo desde Madrid para continuar una investigación que apenas avanzó durante los años anteriores. Pero todo empieza a ir mucho más deprisa cuando aparece con vida Ana, que apenas puede informar del aspecto del secuestrador ni del paradero de Lucía.