«No le puedo pedir más a la vida»

Marta Verona, madrileña de San Lorenzo de El Escorial, posa con el trofeo que le acredita como ganadora de 'MasterChef'. :: TVE/
Marta Verona, madrileña de San Lorenzo de El Escorial, posa con el trofeo que le acredita como ganadora de 'MasterChef'. :: TVE

Con solo 23 años, Marta Verona es la última y más joven vencedora de 'MasterChef'. «Tenía claro que no podía ganar..., el programa me ha enseñado que hay que creer más en uno mismo»

JULIÁN ALÍA

Mucho más relajada, Marta Verona (San Lorenzo de El Escorial, 23 años) vio la noche del lunes la final de la sexta edición de 'MasterChef'. A su lado, su compañera, amiga y «una persona con mucha pasión por la cocina», Ketty Fresneda. También su «rival más dura» y a quien se vio 'obligada' a vencer en la final, como quien adelanta a un colega de equipo en la última carrera de la temporada. «El duelo final fue muy bonito. Conocíamos los puntos débiles y los puntos fuertes de la otra», dice la participante más joven de la historia del reality culinario (excluyendo las versiones junior). Con el 27,7%, el programa de TVE fue lo más visto del lunes.

- ¿Qué sensación le produce que le feliciten ahora después de tanto tiempo ocultándolo? - Es muy raro. Ha sido una liberación que llegara el martes y ya poder decir a todo el mundo que soy la ganadora de 'MasterChef' porque lo he pasado fatal durante estos meses de secretos. Al final reprimes un poco tu alegría porque no puedes expresarla. Ahora sí tengo más ganas de celebrarlo. - ¿Cómo vio el último programa?

- Le dije a Ketty que se viniera a verlo y fue doblemente emotivo. Lo vivimos de una forma el día del duelo final, y ahora de otra forma muy diferente, con más emoción y dándonos más cuenta de todo. Estuve todo el rato con la piel de gallina. Entonces, estaba tan concentrada en el cocinado que no era consciente de lo que estaba haciendo. Verme cocinando me sorprendió a mí misma de lo que era capaz.

- ¿Cambiaría algo de su paso por 'MasterChef'?

- No cambiaría nada porque he sido yo misma en todo momento. Todo se puede mejorar, pero creo que he evolucionado. Al principio tuve muchos fallos que me han servido para aprender.

- ¿Ha sido una de las ediciones más duras? - No lo sé. Las otras las veía desde mi casa. Ésta me ha parecido durísima. He sufrido un montón, pero luego es proporcional a la alegría y a la satisfacción personal.

Admiración por Ángel León

- ¿En qué momento pensó que podía ganar? - Hasta que entregué los macarons de frambuesa a los jueces yo ni me imaginaba que iba a ganar. En el momento en que conseguí ser la primera finalista, creía que iba a ser segunda, porque yo tenía claro que no podía ganar. Hay que creer más en uno mismo, eso me lo ha enseñado el programa. Al final los sueños se cumplen.

- ¿Quién es su referente?

- Ángel León. Empezó con la cocina tradicional y la del mar, y luego introdujo también el plancton. Yo, como nutricionista, valoro mucho que añadan nuevos alimentos y que aprovechen todos los recursos que nos aporta la naturaleza.

- ¿Cuánto han influido sus estudios en Nutrición y Dietética?

- Han sido un punto de ventaja con mis compañeros. Con la nutrición comprendes la química de los alimentos, y si eso lo juntas con las ganas de aprender a cocinar, puedes hacer platos chulos.

- ¿Sabe ya qué va a hacer con los cien mil euros del premio?

- He tenido meses para reflexionar y sé que 'MasterChef' me lo ha dado para que pueda invertirlo en la cocina. Me encantaría montar un catering de cocina saludable y talleres de nutrición.

- Su libro de recetas se publica el 16 de julio, ¿su receta favorita?- Va a ser un orgullo ver con 23 años mis recetas en un libro. No puedo pedir más a la vida. Mi receta favorita son los macarons de frambuesa. Me define a mí y mi evolución en 'MasterChef'. Es algo arriesgado y era un reto personal, por eso lo he incluido en el libro.

 

Fotos

Vídeos