PANTOJA Y LA PROFILAXIS DE 'GH'

ROSA BELMONTE

Esta semana se ha hablado de algo de bragas en la televisión. Carmen Borrego no entendía por qué para operarse del cuello, de la papada, tenía que quitárselas. En las fotos del antes de la operación que Telecinco puso en la puerta de su sede, las dos hermanas Campos parecían esa señora de Oregón que ha matado a su marido después de escribir cómo matarlo. Aramís Fuster presumía en 'Gran Hermano VIP' de no llevar bragas. Y enseñó lo que tenía que enseñar (o no, vale) para demostrarlo. También presumía de haber tenido algo con Barack Obama en Chicago («Chicagou»).

Luego vistieron a los concursantes con un mono de trabajo como de hacer servicios sociales y recoger hojas en las cunetas, como los ropajes pardos de Eleanor Parker en 'Sin remisión' pero con pantalones. Porque la casa era una pocilga. También un circo. Y no porque haya animales (un burro, un avestruz, gallinas...) sino por Ángel Garó, Oriana, Aramís, Makoke, Chabelita, Techi, un Míster Universo feísimo, Mónica Hoyos... Entre esa gente que no querrías en tu propia casa sólo faltaba Abel Caballero, el alcalde de Vigo, anunciando la iluminación navideña.

Todo normal en un formato hecho para la chufla. Para hacer audiencia (24,9% de cuota, 2.473.000 espectadores). Y, sobre todo, para dar gasolina a otros programas de la semana. Lo que no es tan normal, aunque la propia Sonsoles Ónega esté a lo que le manden, es que 'Ya es mediodía' empezara con GHVIP sin pasar antes por la política. Y no digo que sea más seria, que ya sabemos que no. Que Fallarás y Rábago son lo mismo. Pasadas las dos y media, Ónega ya iba con lo importante. Que noooo, que era la viuda negra de Alicante (ese tratamiento de los sucesos...).

Pero el gran acontecimiento sucedió por la tarde en 'Sálvame'. Pantoja por teléfono hecha una hidra. Hecha una madre desesperada. Y lo más importante, recordando el valor profiláctico de GH: «Yo estoy más tranquila de que mi hija esté dentro de la casa de GH porque por lo menos sé que no está por las calles de noche». Y nos olvidamos de tesis, plagios, másteres, exhumaciones y hasta de bragas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos