LA NOCHE QUE 'CACHITOS' LO PETÓ

OSKAR BELATEGUI

Cachitos de hierro y cromo' ya contaba con el culto de una fiel parroquia melómana, que acudía puntualmente cada semana a jugar al escalofrío nostálgico. La repercusión de su especial de Nochevieja demuestra que, cuanto más locos son sus guionistas, más éxito tiene este espacio bueno, bonito y barato de La 2, que saca provecho del mayor activo de RTVE frente a sus competidores: un archivo infinito. A la labor arqueológica de escarbar en las miles de actuaciones musicales se une la agudeza de los 'chyrons', esos rótulos en pantalla que comentan las imágenes con distancia irónica. Como sacar a Bertín Osborne destrozando a Frank Sinatra y titular 'La Vox'. O adjetivar a Franco Battiato «el Franco bueno». O comentar que la integración de Shakira en la cultura española es total «porque ya tiene su propio juicio por fraude fiscal».

Los rótulos de 'Cachitos' nacieron hace siete años como un recurso para que el programa no se limitara a una sucesión de clips sin voz en off. Sus creadores se acordaron de los 'pop-up videos' del canal estadounidense VH1 en los 90, sobreimpresiones en pantalla con datos curiosos del 'making of' del videoclip. Lo que empezó como una socorrida muleta ha acabado por convertirse en su seña de identidad. Incluso, a veces las imágenes no tienen tanto interés como el tronchante pie de foto, que puede suministrar información de interés sobre el artista o ir directamente al chiste.

Chascarrillos como «hay jotas que sí se entienden, no como al de Los Planetas» lo pillarán unos pocos. Otras muestras de ingenio de inusual cariz político hicieron estallar en aplausos las redes sociales en la noche de fin de año: sobre Siniestro Total y 'Bailaré sobre tu tumba' se lee «La letra es metafórica, salvo que la pongan algún día en La Almudena». 'Cachitos' reivindica el valor de la música en la televisión pública, que al menos le ha reservado un hueco con 'La hora musa'. También es un ejemplo de cómo crear una comunidad que comparte una misma memoria sentimental y es sensible al humor, ya sea inteligente o chorra. En un tiempo de mensajes fragmentados, nada mejor que un rótulo para ser 'trending topic'.