'KLAATU BARADA NIKTO'

BOQUERINI

Vaya nochecita televisiva la de este domingo. Estábamos tan felices en mitad de las vacaciones y en Televisión Española nos ponen 'La llegada'. La película no es una llegada cualquiera como la de los sobrinos que vienen a pasar las vacaciones, los que llegan, según la película de Denis Villeneuve, son los extraterrestres. Nada menos. Y el gobierno americano llama a una lingüista para que intente comunicarse con ellos. Cosa arduo difícil porque estos visitantes son una especie de pulpos gigantes, con sus tentáculos y todo. Precisamente estos tentáculos son los que trazan unos extraños círculos en el aire que forman el lenguaje con el que se comunican.

En esto de mostrar películas sobre la llegada de extraterrestres merece la pena retrotraerse a 1951 cuando en 'Ultimatum a la tierra' descendía de un platillo volante un alienígena muy humano llamado Klaatu (era un señor agradable con chaqueta y corbata interpretado por un actor de la época, Michael Rennie). Y si han sido capaces de leer la columna hasta este punto, es el momento de aclarar que el título de 'Klaatu Barada Nikto' es la frase que Klaatu dice a su robot para que detenga la destrucción de la Tierra, una frase que ha hecho historia, que está en los anales de la ciencia ficción y que cualquier cinéfilo se sabe de memoria. De 'Klaatu Barada Nikto' a los jeroglíficos de los pulpos gigantes del domingo han pasado 67 años y todavía no nos ponemos de acuerdo en esto de los extraterrestres.

Para aclarar más la cuestión, nada mejor que después de la película pasarnos a 'Cuarto milenio' (Cuatro), que en sus reposiciones veraniegas abrieron el programa desvelando que la autopsia realizada al supuesto alienígena de Roswell era falsa. Ni hubo alienígena ni hubo autopsia. Todo fue un burdo montaje. Fue una grabación trucada para la que se utilizó a un niño y vísceras de animales. Y eso que de la autopsia en su momento se hicieron eco hasta los Informativos Telecinco que presentaba el inolvidable Luis Mariñas, como se mostró en 'Cuarto Milenio'. Aquella sí fue la primera 'fake news' de la historia. Vaya nochecita de alienígenas la del pasado domingo. Afortunadamente, este lunes volvió a salir el sol y todo se movió en la normalidad habitual. Pero, ¿y si ocurre y un día llegan de verdad?