«'Friends' me ponía y me pone de los nervios»

La escritora Espido Freire. /
La escritora Espido Freire.

De pequeña le marcó 'Candy Candy'. Le gustaría hacer un cameo en 'Juego de Tronos' como aliada de los Lannister. Su último atracón se lo dio con 'The Terror'

MIKEL LABASTIDA

«Nuestra realidad como escritores poco tiene que ver con lo que se ve en las series»

Fue la ganadora más joven del premio Planeta con 'Melocotones helados' y ha sido autora de otros títulos como 'Nos espera la noche', 'La flor del Norte' o el último, 'Llamadme Alejandría'. Para celebrar sus veinte años de carrera literaria, Espido Freire (Bilbao, 1974) ha lanzado un relato e incluso un perfume que refleja su universo. Pasa por esta sala de interrogatorios para hablar de gustos seriéfilos.

- Se le acusa de serieadicta, ¿se declara culpable o inocente?

- No hablaré salvo en presencia de mi guionista. - Mientras llega cuénteme a qué título estaba enganchada de niña.

- Eran otros tiempos y fenómenos, pero no me perdía 'V' (donde, por cierto, me parecían mucho más interesantes los lagartos que los insípidos humanos), y 'Candy Candy', un anime japonés que marcó emocional y lacrimógenamente a las chicas de mi generación.

- ¿De adolescente la cosa mejoró?

- Creo que 'Yo, Claudio', una reposición de la serie clásica, es la única que me dejó huella en aquellos años. Estudiaba música, además de la secundaria, y literalmente no veía nada en la tele, bueno veía 'Los caballeros del Zodiaco', otra serie japonesa de épica y fantasía.

- ¿Qué es lo que más le molesta que pase en las series?

- Que me tomen por una niña a la que pueden contar cualquier historia sin una construcción sólida. Algo muy frecuente en la narrativa actual, nos infantilizan y manipulan. Y los malos diálogos, unido al físico espectacular de un actor o actriz mediocre.

- ¿Y qué pasa en las series que luego no sucede en la vida real?

-El final feliz, que todo encaje. En la vida todo comienza a medias y acaba a medias, sin explicación.

- ¿Le gusta la imagen de los escritores que proyectan este tipo de producciones?

- Me encanta. De hecho, me marcharía a vivir a una serie con los ojos cerrados: esos apartamentos, ese estilo de vida, ese respeto con el que todos les tratan, ese glamour... Todos son personajes torturados y de una inteligencia y sensibilidad superior, viven un proceso de creación mágico y amores inolvidables. Por desgracia, nuestra realidad poco tiene que ver. Trabajo, estudio, viajes, decepciones, intereses ajenos... El personaje paradigmático de escritora imposible es Carrie Bradshaw. Curiosamente, esa imagen ha calado mucho entre lectores y aspirantes a escritores.

- ¿Se imagina teniendo que vivir la historia de 'The Good Wife'? -Me temo que conmigo no habría serie. No comparto los valores de Peter y Alicia, ni su construcción vital. Nunca he pretendido ser perfecta ni alcanzarlo todo, y por lo tanto perdería mucho menos si esa fachada se resquebrajara. Lo dicho, no habría drama.

- Entonces, ¿a qué serie le enviamos?

- A la última temporada de 'Juego de Tronos', como una aliada de los Lannister, muy posiblemente con trágico final. Pero que me den al menos dos capítulos.

- Lo gestiono. Mientras tanto sueñe con varios personajes a los que reuniría para cenar en una mesa.

- Colombo, Cercei, Alexis Carrington, Olivia Benson, la Ava Gardner de 'Arde Madrid', Paquita Salas, Mulder y Scully, Jeremy Thorpe (de 'A Very English Scandal') y Enrique VII de 'Los Tudor'. Eso sí, no comería nada que no hubiera probado un catador antes.

- Veo que tiene muchos títulos en su cabeza. ¿Cuál ha sido su último atracón?

- 'The Terror'. Me encantó, me atrapó. Acababa de leer la novela, y me adentré en el hielo como pocas veces. La idea del mal, de nobleza de algunos personajes, la ignorancia que desde nuestra época podemos reprocharles... todo.

- Por cierto, ¿cuál de sus novelas convertiría en serie?

-'Melocotones helados', o 'Donde siempre es octubre'. Creo que son historias complejas y con una gran posibilidad de que un guionista hábil las haga explotar. En particular la segunda ofrece toda una ciudad, Oilea, para moverse y jugar. Lástima que los actores que imaginé en su momento sean ya veinte años mayores.

- ¿Y qué libro que no haya sido escrito por usted considera que ha sido mejor adaptado?

- Creo que la saga de 'Juego de Tronos' ha sido un ejemplo maestro. Y aunque no son episodios, sino películas, ocurre lo mismo con 'Harry Potter'. La apuesta y la inversión ha sido firme, han reflejado bien el mundo sobrenatural que aparece y los escritores contaban con una imaginación visual muy poderosa.

- ¿Qué serie cree que define mejor la sociedad actual?

- Un capítulo de 'El cuento de la criada' y otro de 'Heridas abiertas', mano a mano. Me interesan, y creo que cada vez a más espectadores, los personajes femeninos y cómo nos enfrentamos a la violencia real e invisible. Me gusta que sea compleja y que sus personajes experimenten procesos desconcertantes. Las actrices además resultan creíbles y conmovedoras.

- ¿Alguna que le hizo llorar?

- Lloro con mucha facilidad, moverme a las lágrimas no es ningún mérito.

- Confiese entonces la que se le atragantó...

- Muchas. 'Friends', por ejemplo, me ponía y me pone de los nervios. 'House of Cards' no me enganchó.

- Como defensora de los animales, reivindique uno de serie que merezca un premio.

- No hay tantos, fuera de las series infantiles. Me quedo con Eddie, el perrito de Frasier. Un tocanarices consumado.

 

Fotos

Vídeos