'Celebrities' en Cihuri

La casa de Cihuri donde veranea la madre de la célebre Isabel Preysler. :: D.M.A./
La casa de Cihuri donde veranea la madre de la célebre Isabel Preysler. :: D.M.A.

La madre de Isabel Preysler veranea en el pueblo riojalteño

DIEGO MARÍN A.

Quién le iba a decir a los vecinos de Cihuri que su pueblo, de apenas 200 habitantes, iba a ser refugio veraniego de algunas 'celebrities'. Quizá algo pudieron esperar cuando a principios del siglo XX acudía allí Fernando Asuero, también conocido como 'Doctor Milagros', que hoy cuenta con una plaza dedicada a su nombre en la localidad, el mismo honor que el vigente alcalde desde hace 18 años, Neftalí Isasi.

El municipio adquirió cierta notoriedad cuando no hace mucho el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se dejó ver por allí algún que otro verano. El motivo fue que desde el año 2000 al 2012 mantuvo una relación sentimental con la periodista Carmen Gámir Moras ('Chinny' en el pueblo), hija de los dueños de la casa del Priorato y asesora en materia de comunicación de la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos del Ministerio de Hacienda y Función Pública que dirige Cristóbal Montoro.

Lo que tal vez pasa más desapercibido y, sin embargo, es más llamativo es que la madre de la 'celebrity' española por excelencia pase allí los veranos. A sus más de 90 años, Betty Arrastia Reinares, madre de Isabel Preysler (Manila, 1951), lleva ya mucho tiempo veraneando en Cihuri, aunque apenas sale de su hermoso caserón del centro del pueblo donde, dicen, juega «maratones de cartas» y atiende algunos de sus nietos (y biznietos), pero no a Enrique Iglesias, Julio José, Chábeli, Tamara Falcó o Ana Boyer sino a la descendencia de sus otros cinco hijos.

Un bisabuelo de Isabel Preysler nació en Alberite y fue soldado en Filipinas

Cabe destacar que la relación de la madre de Isabel Preysler con La Rioja no es casual, y es que su abuelo materno, Fernando Reinares, nació en Alberite y fue soldado en Filipinas. Allí, en la colonia española hasta el año 1898, nace la relación entre Betty Arrastia y la familia cihureña Moras, también descendiente de Filipinas. Probablemente gracias a esa amistad Betty conoció Cihuri y ha disfrutado habitualmente allí de algunos días de asueto.

A mediados del siglo XX Cihuri quedaba impresionado cada verano cuando las familias propietarias de la casa del Priorato llegaban al pueblo con flamantes vehículos y acompañadas de una corte de sirvientes filipinos para descansar en la noble construcción del siglo XVII. Ahora las celebridades aparecen de forma más natural y discreta por el pueblo, incluso compran allí propiedades. Porque Betty fue agente inmobiliaria en Filipinas.

Quién sabe, quizá cualquier día los famosos se sumen como unos vecinos y veraneantes más al Festival Gastronómico Popular de Pochas y Cerdo Asado que se celebra anualmente en agosto en las fiestas de San Clemente de Cihuri.