EN BUSCA DE LA EXCELENCIA

BOQUERINI

Estos días Rosa María Mateo está terminando de conformar su equipo para dirigir la Radio Televisión Española. Sabemos que va a tener poco tiempo, hasta que se apruebe la elección de un nuevo responsable por concurso público. Es por esto que urge. No hay tiempo que perder. La radio televisión pública debe buscar la excelencia. Y en todos aspectos. Por supuesto en los informativos, pero no solo. En todo tipo de programas, es más, en la imagen que TVE debe dar al espectador desde el primer segundo en que este sepa que sintoniza una televisión que le trata con inteligencia.

Ante todo se trata de respetar al espectador. Que este siempre sepa con anticipación suficiente (hablo de días). Lo que va a poder ver con detalle. Que se respeten los horarios, que quienes hayan grabado programa para verlo en un horario más cómodo, no se encuentren con que se ha pasado de hora y se han quedado sin el final. O sin el inicio por haber comenzado antes de lo anunciado, que también pasa. No sé si Rosa María Mateo sabe que cada vez que cortan a capón una serie o película suprimiendo los créditos finales, muchísimos espectadores se acuerdan de la madre del responsable. La excelencia es mimar al espectador, no tratarle como si fuera subnormal como sucede tantas veces.

En estos tiempos en que tantos espectadores jóvenes abandonan la televisión por internet y las redes sociales, la televisión pública debe apostar por una mayoría de programas en directo. ¿Ya se han olvidado aquellos tiempos de 'La clave' o 'Estudio abierto' que siempre iban en directo? Y hay que recuperar programas musicales de calidad, hay que apostar por la producción propia en series inteligentes, en buenos programas de cine que sepan transmitir la pasión por el séptimo arte, con una programación cinematográfica coherente y con criterio. Y todo de una forma veloz. Cada vez que en la televisión se ha dado un paso adelante ha venido seguido de dos pasos atrás. Estamos otra vez donde nos hallábamos hace ocho años. Y así nos va. Hay que ir a la excelencia, en el fondo pero también en la forma. Qué no nos llenen la pantalla de letreros y anuncios. Qué cuando se pinche TVE se sepa inmediatamente sin necesidad de 'mosca' alguna que eso es otra cosa, que estamos en la excelencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos