AUTÉNTICOS SUPERVIVIENTES

ÓSCAR BELLOT

Ellos sí que son auténticos supervivientes. No me refiero a los famosillos que nos han martirizado durante los tres últimos meses desde los Cayos Cochinos hondureños con sus tonterías en una nueva exhibición de chabacanería y estulticia, adocenando un poco más cada día al espectador. A esos, por fin, los perdimos de vista esta semana, aunque mucho me temo que aún tendremos que lidiar con los coletazos. Telecinco no querrá soltar así como así la presa, visto el éxito de audiencia. Al menos llega el Mundial de Rusia para aliviarnos del bochorno. No, hablo de los valientes que participan en 'Entrenamiento Navy Seal', el programa que aterrizó este martes en la parrilla de BLAZE.

Curiosa coincidencia. El estreno por parte del joven canal, disponible en las principales plataformas de pago desde abril, preludió el adiós del 'reality' más exitoso del año en Mediaset. Es el único nexo de unión. Por lo demás son la antítesis. El programa de Telecinco es puro voyeurismo, el petardeo de unas 'celebrities' venidas a menos que se regodean en sus miserias. El de BLAZE nos vine a recordar que la capacidad de superación del ser humano no tiene límites, que el coraje, el orgullo y la determinación pueden elevar el espíritu a cotas insospechadas, sometido el cuerpo a pruebas que rayan el límite de lo tolerable.

Treinta participantes tutelados por seis veteranos de la fuerza de operaciones especiales de la Armada de Estados Unidos libran un combate no contra los demás sino únicamente consigo mismos. El premio: descubrir que una mente irreductible es capaz de superar cualquier obstáculo. Sólo unos pocos lo consiguen, cierto, pero incluso quienes sucumben al desaliento son dignos de elogio. Todo lo contrario que los concursantes de 'Supervivientes', que no provocan sino conmiseración por semejante barrabasada. Chapó por la labor de Peter Berg, director de 'Entrenamiento Navy Seal' y que ya realizó una notable aproximación a ese cuerpo de élite en 'El único superviviente', película basada en un libro escrito por Marcus Luttrell, miembro de los Seal que adoptó el rostro de Mark Wahlberg en la gran pantalla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos