La tripulación de la Soyuz tendrá otra oportunidad

Los dos componentes de la misión abortada el jueves tras un fallo en el despegue volarán a la Estación Espacial la próxima primavera

RAFAEL M. MAÑUECO

Moscú. Aunque en Roskosmos, la agencia espacial rusa, insisten en que hay que esperar unos días para poder definir cómo va a quedar el calendario de vuelos después de que un fallo en el cohete Soyuz-FG impidiera el jueves poner en órbita a los dos tripulantes que viajaban a la Estación Espacial Internacional (ISS), los técnicos rusos se muestran moderadamente optimistas.

El director de Roskosmos, Dmitri Rogozin, dijo ayer en Twitter que el ruso Alexéi Ovchinin y el norteamericano Nick Hague, que vieron frustrado el jueves su intento de llegar a la ISS, no se quedarán en tierra. «Los chicos volarán seguro. Estamos planificando su vuelo para la primavera del año que viene».

Rogozin comenzó su tuit señalando que, tras viajar desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán), ya estaban de regreso en el centro de entrenamiento de cosmonautas de la Ciudad de las Estrellas, en las afueras de Moscú. En la foto se les ve a los tres dentro del helicóptero.

Quien volará a la Estación Espacial antes que ellos será la expedición 58, compuesta por el ruso Oleg Kononenko, la estadounidense Anne McClain y el canadiense David Saint-Jacques. Su lanzamiento estaba previsto para el 20 de diciembre y ahora la fecha exacta está en el aire.

A la espera de que se dilucide qué pasó el jueves y se inspeccione el estado de todos los cohetes Soyuz-FG, los vuelos tripulados han quedado suspendidos. Ni siquiera es seguro que sea lanzada al espacio el 31 de octubre la nave de carga Progress con vituallas, combustible y equipos científicos para la ISS.

Así lo explicó el director ejecutivo de Roskosmos, el legendario cosmonauta ruso Serguéi Krikaliov. Según sus palabras, «posiblemente será aplazado el lanzamiento del carguero Progress y puede ser adelantado el de la próxima nave tripulada Soyuz». El peor escenario es la evacuación total de la plataforma orbital, lo que Krikaliov no descarta, pero que espera que no llegue a producirse.

 

Fotos

Vídeos