TRAVELLING SOBRE EL CINE ITALIANO

JOSÉ MANUEL LEÓN MELÍA - CRÍTICA DE CINE

Con todo el material a competición analizado por el cronista sólo queda la decisión soberana del jurado cuyo palmarés se dará a conocer a partir de las doce del mediodía. Ha sido una 63 edición aseada y correcta, muy agradable de ver para el público; y bajo la etiqueta de cine de autor ha contemplado pocas sorpresas, mínimos riesgos y propuestas poco rompedoras. Se mantiene el buen tono y en su discreción ha dejado un escuálido puñado de títulos de una profundidad más apreciable que el resto de competidoras. El cine español no ha brillado y ha dejado un poso evanescente y de ligereza. Entre los que aparecieron en la última jornada, el italiano Paolo Virzi, ganador hace dos ediciones con 'Locas de alegría', retoma la sátira, esta vez contextualizada en el mundo del cine con una historia excéntrica y exagerada. 'Noches mágicas' alude a las peripecias de tres aspirantes a ganar un concurso de guiones cinematográficos que durante un mes de 1990, mientras se disputa el mundial de fútbol de Italia, experimentan una desbordada sobreexcitación relacionándose con una fauna (productores, directores, escritores) con la que le tomarán el pulso a un mundo mágico desnaturalizado y (casi) ridiculizado por el extravagante tono de la farándula retratada. Todo ello contado a través de un largo flashback y con un arranque criminal que da paso a una investigación.

La denuncia ecológica es la base de 'La mujer de la montaña', filme de producción islandesa dirigida por Benedikt Erlingsson. Una trama rocambolesca acoge una delirante comedia negra de humor afilado y penetrante ironía. La preocupación por el cambio climático se convierten en la máxima prioridad de una intrépida mujer que sabotea todas aquellas empresas que impulsan el calentamiento del planeta. El filme plantea el ardor de un ciudadano de a pié emprende devastadoras acciones que generan crisis gubernamentales a la vez que la historia se abre a otro tipo de cuestiones, como la inmigración y la adopción. A tener en cuenta.

El cierre a la sección competitiva la puso el largometraje singapurés 'A land imagined', de Siew Hua Yeo, que llegó a la Seminci con la vitola del premio en el certamen de Locarno. Un policía investiga la desaparición de dos obreros de una empresa de movimiento de tierras. Sus pesquisas van a descubrir la precariedad laboral de la mano de obra barata procedente del sudeste asiático. Sin duda, uno de las propuestas más complejas, al estilo Wong Kair-Wai, en el que el espectador debe ir rellenando las huecos de un sugerente argumento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos