«Si solo escribiese casos de Víctor Ros me aburriría muchísimo»

Jerónimo Tristante. :: j. rodríguez
/
Jerónimo Tristante. :: j. rodríguez

Jerónimo Tristante Escritor

J.S. LOGROÑO.

«He querido hablar de la importancia de la información, pero no la de las grandes empresas o partidos, sino la información que manejamos todos nosotros». Jerónimo Tristante (Murcia, 1969), ganador del XII Premio Logroño de Narrativa con 'Secretos', asegura que «todo el mundo los tiene».

-¿Qué puede contar de 'Secretos'?

-Soy un enamorado de los grandes autores del folletín del siglo XIX; los he leído mucho, he aprendido sus trucos, y siempre he pensado que un gran malo hace una gran historia. En mi novela hay una mala malísima llamada Hellen, una extranjera que vive en una de estas urbanizaciones residenciales con campo de golf que tenemos en Levante y donde la gente vive plácidamente, y se dedica a obtener información y secretos de la gente para después extorsionarles. Pero no pide dinero; pide más información de otras personas y así va tejiendo una red en la que atrapa a todo el mundo.

-¿Se puede leer la novela en clave de actualidad?

-Por supuesto; la importancia de la información y el modo en que se maneja es algo que estamos viendo todos los días en la vida política. Ahí tenemos a Villarejo, por ejemplo.

-¿Es género negro?

-Sí, considerando la novela negra como aquel género que parte de un hecho delictivo para describir una sociedad o un momento concretos. Y yo, además, introduzco otro tema para crear cierta inquietud, que es zarandear este sistema de vida pequeñoburgués de trasladarnos a zonas residenciales aparentemente idílicas con piscinita en el centro, donde todo el mundo es muy amigo del vecino pero al año y medio terminan a tiro limpio.

-Nada que ver, entonces, con sus más habituales novelas de época.

-He querido también ser cronista de mi tiempo y no he podido evitar tratar también el tema de la corrupción urbanística y política. Los escritores del Levante español no nos podemos sustraer a lo que ha ocurrido allí en los últimos veinticinco años. En la franja que va de Murcia a Castellón hemos sufrido los peores casos de corrupción.

-No abandona a Víctor Ros, ¿no?

-No, de hecho tengo que ponerme a escribir el siguiente Víctor Ros. Pero me gusta alternar novelas suyas y de otro tipo; me refresca, porque si solo escribiese casos de Víctor Ros me aburriría muchísimo.

-Su último libro, 'Nunca es tarde', lo publica Algaida, la editorial que convoca el Premio Logroño. ¿Cree que eso lo deslegitima?

-No, simplemente me interesé por este premio, al que nunca me había presentado. De hecho solo me había presentado antes al del Ateneo de Sevilla. Mi hija escribía relatos y ya ha ganado más premios que yo.

 

Fotos

Vídeos