Santo Domingo mueve las caderas

Burning, con Johnny Cifuentes a la cabeza, anoche en la calle Madrid de Santo Domingo. :: albo/
Burning, con Johnny Cifuentes a la cabeza, anoche en la calle Madrid de Santo Domingo. :: albo

Burning centró el 'Suena Festival', que reunió a ocho bandas durante más de trece horas

J.ALBO SANTO DOMINGO.

Los viejos rockeros nunca mueren, aunque sí se hacen mayores y terminan yéndose. En eso están (diciendo adiós, o hasta luego) los chicos de Burning, con el incombustible Johnny Cifuentes a la cabeza, aquel jovencito de hace algunas décadas al que regalaron un disco de Fórmula V que, por error, contenía uno de The Doors. Y con Jim Morrison, descubrió el rock.

La banda pasó anoche por Santo Domingo de la Calzada, dentro de una gira a la que han puesto por nombre una metáfora de la vida y el juego: 'No va más'. ¿Se acaba Burning?. No se sabe. No es un 'no' definitivo y Johnny, que se resiste a cortarse la coleta, anticipa en algunas entrevistas la posibilidad de un disco en solitario. Lo dicho: los viejos rockeros nunca mueren.

Atrás quedan 45 años de una banda que ha visto pasar, a ambos arcenes de su viaje por la vida, muchas modas y no se han agarrado a ninguna. Ellos han sido siempre Burning y lo demostraron en la ciudad calceatense, donde arrastraron hasta la calle Madrid a un público, digamos que reincidente en eso de cumplir años. La noche era fría, incluso caían algunas gotas cuando arrancó la actuación, pero el ambiente se fue caldeando poco a poco hasta coger una buena temperatura.

Y es que muchas canciones de Burning forman parte de la mochila vital degeneraciones de españoles. «Qué hace una chica como tú, en un sitio como este, qué clase de aventura has venido a buscar...». El público se la sabía bien y entonó la popular canción que el grupo compuso en 1978 para la película de Fernando Colomo, con la que dio el bombazo. Igual que con aquella otra: «No estés más deprimida, yo tengo la solución, unas copas, y unos amigos, y un poquito de rock & roll. Mueve tus caderas, cuando todo vaya mal...». O «Esto es un atraco nena, ya no ocurrirá jamás, Si este sale me retiro, por favor no dudes más».

Su actuación se enmarcó en 'Suena Festival 2019', organizado por el Ayuntamiento, que, realmente, hizo que la ciudad sonara durante toda la jornada, ya que repartió ocho actuaciones entre los dos escenarios de la calle Madrid y el Espolón. Un poco de todo, para todos los gustos, y muy buen ambiente el que generaron los grupos Sex Museum, veteranía en estado rock; Los Conejos y El Cuarto Verde, con su buena música 'Made in La Rioja'; Stupiditos y su tributo a 'Dr. Feelgood'; Baikal, grupo de Post-Rock-Scream, y, desde el Reino Unido, la música alocada y gamberra de King Salami and The Cumberlan, o el punk-rock de Los Pepes, que pusieron el broche a un cartel que alcanzó sus objetivos de sobra y que calienta las fiestas que la ciudad iniciará el viernes 10.