La sala cree que La Manada ya no es peligrosa tras perder el «anonimato»

Tres de los miembros de La Manada, ayer, en el momento de abandonar la cárcel de Pamplona. :: EFE/
Tres de los miembros de La Manada, ayer, en el momento de abandonar la cárcel de Pamplona. :: EFE

El auto desprecia las imputaciones por otro abuso en Pozoblanco y destaca que los condenados no tienen medios para fugarse

MELCHOR SÁIZ-PARDO MADRID.

La Manada vuelve a estar en libertad, pero la Audiencia Provincial de Navarra cree que el grupo ya no es un peligro para ninguna mujer. Que los cinco condenados ya no volverán a atacar en tropel a ninguna otra chica. El tribunal entiende que La Manada está neutralizada por el simple hecho de que sus miembros han perdido el «anonimato» después de que sus rostros se hayan distribuido profusamente por los medios de comunicación.

Este es el principal argumento de la Sección Segunda de la Audiencia para dejar en libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros a los cinco jóvenes sevillanos condenados a nueve años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento en los Sanfermines de 2016. El auto firmado por los jueces Ricardo González y Raquel Fernandino con la oposición del tercer magistrado de la sala (el presidente José Francisco Cobo) insiste en que cree conjurado el riesgo de reiteración delictiva por la exposición mediática a la que han estado sometidos José Ángel Prenda, Ángel Boza, Jesús Escudero, Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo.

El tribunal llega a afirmar que es «poco menos que impensable» que La Manada vuelve a actuar por su «pérdida de anonimato». Los jueces que firman la resolución destacan también que «la repercusión que ha tenido este caso» y «la presión que ha desatado» el mismo «han alimentado un rechazo social de tal magnitud respecto de los cinco acusados» que se hace difícil pensar en que vuelvan a abusar de otra mujer.

La audiencia destaca igualmente como un factor para creer neutralizada a La Manada las «dificultades para que (sus integrantes) puedan desarrollar una vida social normalizada en libertad una vez regresen a su entorno familiar y social».

Otro de los argumentos de peso de la Audiencia de Navarra para no prolongar su prisión preventiva hasta que la sentencia sea confirmada es que, «ninguno de los condenados cuenta con antecedentes penales por delitos de naturaleza análoga o similar a aquel por el que vienen condenados». El tribunal no da ningún valor al hecho de que cuatro de los cinco acusados (todos excepto Boza) están imputados por otro delito en la primavera de 2016 en la localidad cordobesa de Pozoblanco cuando supuestamente abusaron en un coche de una chica inconsciente. El tribunal asegura desconocer cuál es la situación en que se encuentra esa causa, más allá de que se inició en octubre de 2016. «Se trata por tanto de hechos sub iudice, que aún continúan en fase de investigación por razones que se desconocen», apunta la resolución, que insiste en que «ni siquiera» hay todavía auto de procesamiento contra los condenados. El tribunal navarro dice desconocer los pormenores de la causa abierta en Córdoba, sin embargo sí que recuerda que los propios condenados han recurrido «la licitud de las pruebas que dieron inicio a la apertura de investigaciones» de Pozoblanco, porque los vídeos sobre el abuso a la chica en Córdoba fueron encontrados en los móviles de los acusados por la Policía Foral durante la investigación de los hechos de los Sanfermines.

Insolventes

La sala tampoco ve riesgo de fuga, que sí aprecia el voto discrepante. Los dos magistrados mayoritarios recuerdan que nadie ha «cuestionado durante todo el procedimiento el arraigo familiar y social de todos los condenados» y que, en cualquier caso, los jóvenes sevillanos, que se declararon insolventes durante el proceso, «carecen de medios para procurarse una fuga eficaz, instalándose en algún lugar en el que no pudieren ser hallados si tratasen de huir». En cualquier caso, el tribunal sentencia que, habida cuenta de lo conocidos que son ya los condenados, en el supuesto de fuga «su localización sería una tarea que se nos antoja fácil y al alcance de las fuerzas de Seguridad del Estado sin mayor esfuerzo».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos