«He hecho sacrificios para mantener una actitud, pero ha merecido la pena»

El músico Javier Álvarez. :: JERÓNIMO ÁLVAREZ/
El músico Javier Álvarez. :: JERÓNIMO ÁLVAREZ

El cantautor presenta en el Círculo Logroñés a las 13.30 horas, dentro de la fiesta 'Vive Actual', su nuevo disco '10'Javier Álvarez Músico

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

El festival Actual 2019 comienza hoy con la fiesta previa 'Vive Actual' que se celebra durante toda la jornada en el Círculo Logroñés. Por la noche actuarán Fibys y La Bien Querida y por la mañana Javier Álvarez ofrecerá un concierto a partir de las 13.30 horas. Javier Álvarez irrumpió en la escena musical en 1995 con un disco homónimo liderando la nueva oleada de cantautores españoles. Después de un paréntesis de diez años el músico madrileño que comenzó a tocar en El Retiro regresa a la escena con un nuevo disco, '10', producido por The New Raemon.

-¿Qué ha sido de Javier Álvarez en estos últimos diez años?

-Básicamente han sido unos años es los que he estado haciendo proyectos más personales. Musicalmente no he parado porque, entre otras cosas, he hecho un LP que no existe como tal, que sólo interpreto en directo, con unas circunstancias muy especiales. También he realizado otro proyecto paralelo con Nieves Arilla, de Las Maris, haciendo gira. Y, además, hice un disco con cinco temas inéditos, mi primera producción. Todo eso, entre otras cosas, porque también ha sido una época de encontrarme a mí mismo, que considero que era muy necesario.

-¿Y por qué regresa ahora, en este momento, a la escena comercial?

-Porque toca, es el momento, la verdad. Ya era hora también, ha pasado un montón de tiempo sin sonar en las radios, por ejemplo, y tenía ganas de compartir mi música con más gente. Ahora es como la vuelta a los ruedos, con ganas de llegar a más público.

-Sin que sea necesario entrar en detalles, ha habido circunstancias personales que hacen de su regreso algo muy meritorio...

-Me gusta mucho contarlo porque creo que hay que desmitificar y no estigmatizar temas que socialmente son tabú, y eso no es sano, molaría más que lo hablásemos con más naturalidad, de forma más abierta. Quiero compartir mis experiencias, y más las malas, por si sirven a alguien: tuve dos brotes psicóticos y pasé un tratamiento de desintoxicación a la cocaína en un hospital. Ha sido una experiencia que me ha cambiado la vida para bien y me ha centrado, me ha enseñado y me ha hecho encontrarme a mí mismo, llegar a mi máxima salud. Hay mucha gente que se encuentra en circunstancias similares, por si sirve de algo que yo lo cuente...

-Se presentó originalmente al público con una imagen frágil y ahora muestra un aspecto más duro. ¿Esto es consciente?

-¿Por qué lo de 'dura', por el 'look'?

-En su primer disco se presentaba en portada con un jersey azul, sin más, y en la portada de su nuevo disco, '10', se apunta a sí mismo en la sien con una pistola, además de vestir una camisa de camuflaje. Cuando menos llama la atención...

-Por supuesto, la portada del disco es llamativa, por eso escogimos esa foto mi hermano Jerónimo y yo, aunque es realidad es una pistola de juguete. Mi hermano es un grandísimo fotógrafo y disfrutamos muchísimo lo que hacemos juntos. La imagen es importantísima en la carrera de un artista. Pero es que han pasado 23 años desde la salida de mi primer disco, que en la vida de una persona, obviamente, hacen que seas distinto, que hayas evolucionado. En este caso, y lo digo con toda la humildad posible, estoy muy orgulloso porque creo que es una evolución muy digna musicalmente, con una lucha que ha costado muchísimo. He hecho sacrificios para mantener una actitud, pero ha merecido la pena porque, precisamente, de alguna manera lo que mi música emana es esta coherencia.

-¿Cuánta responsabilidad tiene The New Raemon en este disco?

-Hubiera habido disco nuevo igualmente, seguro, pero hubiera sido muy distinto. La responsabilidad que tiene es importantísima porque es el productor, que es como el director de cine. En el caso de Ramón, casi le doy un 50% porque gracias a su llamada me puse las pilas y este disco me ha enseñado un montón de cosas. Para empezar, no hacer un disco de encargo porque es mío pero sí con una fecha y una serie de circunstancias con las que no había trabajado. El encuentro profesional ha sido magnífico y nos hemos hecho muy amigos, le admiro mucho.

-Estudió Filología Inglesa pero canta, sobre todo, en castellano...

-No terminé, pero sí. En el nuevo disco hay una canción en inglés y el cuarto, 'Grandes éxitos', es un disco de versiones, sobre todo en inglés. He cantado en inglés toda mi vida, desde que empecé en El Retiro. ¡Casi soy bilingüe cantando! Soy autodidacta y he aprendido a cantar más con Michael Jackson y ABBA que con los cantautores.

-En '10', en la canción 'El mar', hace referencia a versos de Jorge Manrique y Lorca. ¿Resurge también su vena filológica?

-Mi último disco 'oficial' es 'Guerrero Álvarez', músicas mías sobre letras de Pablo Guerrero, es decir, un disco de poesía. Y el segundo, 'Dos', es un disco de poesía absolutamente jonda. Yo soy un poeta. Me cuesta mucho decirlo y me siento un poco gilipollas, pero es que lo soy. No tengo abuela.

-En la nueva oleada de revalorización de cantautores españoles usted fue uno de los pioneros. ¿Se siente responsable de ese respeto que se volvió a lograr al artista?

-Mi primer disco fue el primero que se editó de la generación de cantautores de los 90, eso es así. Pero a estas alturas... Las colaboraciones que estoy haciendo, como con Lekuona, Molina Molina y Tu Otra Bonita, son con 'milenials' o 'postmilenials', cantautores modernos con un pulso mucho más interesante. Soy muy amigo de cantautores de aquella generación, admiro mucho a Jorge Drexler, pero mi música no tiene tanto que ver con eso, no me considero ni cantautor ni 'indie', lo mío es un pop abierto.

Más

 

Fotos

Vídeos