Robles no renuncia a que el Gobierno defienda a las víctimas de delitos sexuales

«Como mujer jurista no comparto los argumentos para la puesta en libertad a La Manada», argumenta la ministra de Defensa

R. C.

madrid. Otra voz autorizada del Gobierno se ha reafirmado en las últimas horas en la postura defendida por su portavoz, la ministra Isabel Celaá, el viernes: el auto de libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros para los cinco miembros de La Manada ha causado estupor y se va a estudiar si los servicios jurídicos del Estado se pueden presentar como acusación popular a favor de las víctimas de delitos sexuales. «Como mujer jurista no comparto los argumentos para la puesta en libertad de La Manada», abundó la ministra de Defensa, Margarita Robles en el programa sabatino 'laSexta Noche'.

«El auto dictado (por la Audiencia de Navarra) se puede compartir difícilmente», añadió la también exmagistrada del Tribunal Supremo y antes vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). No obstante, insistió en la defensa de la independencia judicial como un valor «esencial y fundamental» que -subrayó - «cualquier Gobierno tiene que velar y proteger».

En cualquier caso, matizó que «esa independencia no exime que cuando se dictan sentencias judiciales que no se comparten puedan ser objeto de crítica». Explicó en este sentido que eso no significa en ningún caso ir contra la libertad de decisión del Poder Judicial. «Quiero romper una lanza por los 5.000 jueces y juezas de este país», dijo.

Por otra parte, los cinco jóvenes del grupo conocido como La Manada vivieron su primer fin de semana en libertad en Sevilla recibiendo a amigos y familiares, a la espera de presentarse hoy por primera vez ante el juzgado de guardia de la capital hispalense. Este es uno de los requisitos para su puesta en libertad provisional el viernes.

Desde que llegaron a sus casas a primera hora del sábado no han salido a la calle, evitando el contacto con la prensa y con nadie que no sean amigos y familiares, siendo su abogado el único contacto con el exterior. Hoy, en una hora no definida, los cinco tendrán que presentarse en el juzgado de guardia de Sevilla por primera vez, como tendrán que hacer mientras estén en libertad provisional los lunes, miércoles y viernes de cada semana.

Así lo dispuso la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, que decretó la libertad provisional mientras se resuelven en el Tribunal Superior de Justicia de esa comunidad los recursos que todas las partes del proceso presentaron contra la sentencia inicial que los condenó a nueve años de prisión por agresión sexual.