La Rioja es líder en biblioteca digital

Jesús Ángel Rodríguez Ortega, director de la Biblioteca de La Rioja, posa con un libro en papel y el mismo en formato electrónico. :: JUAN MARÍN/
Jesús Ángel Rodríguez Ortega, director de la Biblioteca de La Rioja, posa con un libro en papel y el mismo en formato electrónico. :: JUAN MARÍN

Los lectores riojanos son los que, porcentualmente, más libros toman prestados a través de la plataforma pública y gratuita 'eBiblio'

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

La Biblioteca de La Rioja cuenta con cerca de 43.000 socios, de los cuales cabe destacar que casi la mitad son mujeres adultas, mientras que la otra parte se divide entre hombres adultos, lectores infantiles e instituciones. El centro dispone de 220.041 referencias, con 180.000 libros o documentos, que son los más prestados, triplicando el número de películas. En el 2015 se implantó en las bibliotecas públicas españolas la plataforma digital 'eBiblio', que ha convertido a La Rioja en la comunidad que, porcentualmente, más libros electrónicos presta. Esta biblioteca digital cuenta ya con más de 2.300 usuarios en La Rioja y más de 1.500 referencias a elegir para leer, entre libros y revistas.

La Biblioteca de La Rioja es, con diferencia, la que más títulos presta por cada mil usuarios de 'eBiblio' que ostenta. Esto quiere decir que sus socios son activos. Además, en otro porcentaje, el de préstamos electrónicos por cada mil habitantes, La Rioja incluso superó a Madrid y Cataluña en el 2017, con un 23,5%. En este éxito de la lectura digital ha sido clave, primero, el afán de la propia entidad, después, la información ofrecida por los bibliotecarios a los usuarios y, finalmente, las campaña de promoción de 'eBiblio' que lanzaron tanto el Ministerio de Cultura como el Gobierno de La Rioja.

La incorporación de revistas al catálogo digital hizo de La Rioja una comunidad pionera en este sentido y eso incrementó de manera sustancial los préstamos. Fue el Ministerio el que implantó la plataforma 'eBiblio' en el 2013, comenzó a probarse al año siguiente y ya en el 2015 empezó a funcionar con regularidad. Todas las comunidades autónomas, excepto País Vasco, aceptaron la plataforma. Primero fue el Estado el que adquirió las primeras licencias para dotar de contenido a la plataforma y la tendencia es que progresivamente vaya cediendo el control a las bibliotecas públicas, como hicieron La Rioja y Cataluña el año pasado incorporando revistas.

El sistema de préstamo en 'eBiblio' es similar al tradicional, sólo cambia que, en lugar de realizar el trámite en persona y leer sobre el papel, todo se hace virtual. Un usuario puede reservar y tomar prestado un libro por un periodo de tiempo de 21 días y una revista, por sólo uno, ambos renovables si no hay reservas. Pasado el plazo el 'ebook' deja de estar operativo, se difumina del dispositivo del usuario. Las licencias que se adquieren funcionan de distinta manera según las editoriales. Algunas 'alquilan' el título por un año y un límite de una veintena de préstamos, otras sólo permiten diez visionados, tras los cuales hay que renovar la licencia. Y un título sólo puede leerlo una persona, no es posible simultanearlo. El sistema es anti piratería.

Desde que en el 2016 la Biblioteca de La Rioja empezó a dotar de contenido propio a 'eBiblio' observó un incremento notable de los préstamos. Por ejemplo, con la incorporación de las revistas aumentaron un 114% los préstamos. Para el director de la Biblioteca de La Rioja, Jesús Ángel Rodríguez Ortega, lo más positivo es que, gracias a esta plataforma, «llegamos a toda la comunidad autónoma». «Nuestros principales 'clientes' son nuestros usuarios, la gente que pasa por las bibliotecas, pero también hemos llegado a quienes no pasan por aquí pero son usuarios de 'tablets'», advierte Jesús Ángel Rodríguez. Podría pensarse que esta herramienta tiene un doble filo, que fomenta la lectura gracias a su comodidad pero, quizá, atenta, precisamente, contra la superviviencia de las bibliotecas. «Lo que queremos es llegar a otro tipo de gente, la que no frecuenta la biblioteca», afirma su director, de forma que, en realidad, se aumenta el número de usuarios y lectores.

«Las bibliotecas están continuamente transformándose y la transformación digital de la sociedad es evidente. Quizá la función social de las bibliotecas pasa en el futuro por ser un espacio en el que la gente se encuentra e intercambia información, realizando las transacciones de manera virtual», vaticina Rodríguez. Cabe señalar que los títulos más prestados en formato digital son similares a los papel. En los últimos meses 'Una columna de fuego' de Ken Follet, 'Berta Isla' de Javier Marías, '4 3 2 1' de Paul Auster, 'Patria' de Fernando Aramburu y 'Los pacientes del doctor García' de Almudena Grandes han sido los más solicitados en La Rioja a través de 'eBiblio'. «Debemos garantizar un acceso democrático a todo tipo de contenidos a todo tipo de público», expone el director.

Más

 

Fotos

Vídeos