Los restaurantes que hayan alcanzado el primer puesto ya no podrán competir en la lista de los 50 mejores

Massimo Bottura, el ganador de Osteria Francescana en 2016, 2017 y 2018./AFP
Massimo Bottura, el ganador de Osteria Francescana en 2016, 2017 y 2018. / AFP

The World's 50 Best cambia las normas para «dar más oportunidades» y crea la nueva categoría 'Best of the best', donde estarán El Celler, Noma u Osteria Francescana

GUILLERMO ELEJABEITIA

Era uno de los comentarios más recurrentes para criticar el sistema de elección de la controvertida lista de los 50 mejores restaurantes del mundo. Salvo sorpresas, un exiguo puñado de establecimientos se disputarían siempre los primeros puestos, como de hecho ha sucedido en los últimos años con El Celler de Can Roca, ganador en 2013 y 2015 y actual top 2, y Osteria Francescana, primero en 2016, 2017 y 2018. Pues bien, la organización del ránking que establece la compañía de medios británica William Reed Business Media ha decidido cambiar sus criterios de selección, entre otras razones, para dinamizar las posiciones de cabeza.

Los restaurantes que hayan logrado la primera posición en años anteriores ya no entrarán en la lista de los 50 mejores, sino que pasarán a una nueva categoría de leyendas que han bautizado como 'Best of the best'. En esa lista estarán desde este mismo año los hermanos Roca, Massimo Botura, Noma, The Fat Duck, Eleven Madison Park, The French Laundry o El Bulli, que a pesar de estar cerrado ostentó ese honor en 2002, 2006, 2007, 2008 y 2009. «Han demostrado su valía y ahora serán honrados para siempre como destinos gastronómicos emblemáticos», justifica la organización en un comunicado.

Los últimos ganadores, principales damnificados por el cambio, se han mostrado sin embargo satisfechos de ceder su puesto en la cúspide. «Ninguno de nosotros comenzó en este negocio, ni se enamoró de él, para ganar premios, ha sido un gran honor que sabemos que pertenece ahora a la próxima generación de talentos», afirmaba Bottura al conocer la noticia. Joan Roca, por su parte, se alegraba de que «más restaurantes podrán vivir el sueño que hemos vivido nosotros y este nuevo paradigma refuerza el carácter generoso, comunitario y humano de la cocina. Se puede dejar de ser competitivo sin renunciar a la excelencia». Se diría que casi respiran aliviados.

El cambio, que regirá ya el ránking de 2019 que se prevé presentar en junio en Singapur, solo se aplicará en la lista global y no en otras clasificaciones amparadas por '50 Best' como los mejores de Latinoamérica, donde los ganadores si podrán repetir. Pero esta no es la única modificación en las normas que rigen la clasificación. Respondiendo a críticas recurrentes, se introduce la paridad de género, no en el ránking, sino entre quienes lo votan. De los 1.040 expertos que componen el jurado, la mitad serán mujeres a partir de este año. 'The World's 50 Best' prepara además una extensa guía de bares y restaurantes agrupados geográficamente.

 

Fotos

Vídeos