Regreso al templo máximo

Diego Urdiales, al natural con el toro 'Gaiterito' de Alcurrucén en las pasadas Corridas Generales de Bilbao. :: andrè viard/
Diego Urdiales, al natural con el toro 'Gaiterito' de Alcurrucén en las pasadas Corridas Generales de Bilbao. :: andrè viard

La corrida comienza a las 18 horas, se puede ver por Canal Toros y se espera que la plaza de Madrid complete sus 24.000 localidades Urdiales actúa hoy en Las Ventas ante toros de Fuente Ymbro con Chacón y Mora

PABLO GARCÍA-MANCHA

madrid. Diego Urdiales vuelve a Las Ventas esta tarde en la última corrida de la Feria de Otoño (la primera que se ha celebrado sorteando toros y toreros) ante astados de Fuente Ymbro y con Octavio Chacón y David Mora como compañeros de terna. Es, además, el debut del riojano este año en el coso capitalino tras su desencuentro con la empresa en San Isidro y el año en el que se cumple una década de su presentación y primer triunfo en aquella inolvidable corrida de Carmen Segovia. El torero riojano, además, hará el paseíllo en Las Ventas en la cresta de la ola tras su soberbio triunfo en las Corridas Generales de Bilbao, donde en su tercera corrida del año protagonizó el suceso artístico de la temporada. Para muchos cronistas el riojano asestó un auténtico golpe de efecto en el centro del sistema medular del toreo en una tarde de máximo compromiso y expectación con Enrique Ponce y 'El Juli' como compañeros de terna. Por eso la expectación es máxima y la previsión es que la plaza se llene esta tarde.

La ganadería es una vieja conocida para Urdiales, la divisa de Fuente Ymbro, propiedad de Ricardo Gallardo, que explicaba hace unos días en una entrevista en 'Aplausos' que «llevamos siete toros, tres de ellos -los números 3, 61 y 68- clavaditos entre sí; y los otros tres -números 130, 182 y 184- también muy parejos. Embarcaremos también un 120, que es el que quisiera dejar de sobrero. Salvo el 61 y el 68, que son castaños, la corrida es toda negra. Los toros que con más clase deberían de embestir son el 3 y el 61, pero hay motivos para que embistan varios más».

Diego Urdiales llega en un gran momento profesional: «Después del triunfo de Bilbao desaparecí unos días porque fue tremenda la repercusión que tuvo la faena y necesitaba concentrarme en mi día a día; después de Logroño he estado varias jornadas en el campo toreando a puerta cerrada en diversas ganaderías con la mirada puesta en Madrid y en Zaragoza, dos plazas de máxima categoría en las que quiero redondear la temporada».

El diestro riojano ya tiene, además, firmadas dos tardes para la próxia feria de San Isidro y las perspectivas para la temporada próxima son muy halagüeñas: «Cumpliré veinte años de alternativa y eso ya son palabras mayores», sonríe el diestro riojano, que se encuentra desde ayer en la capital de España: «Es una rutina, siempre voy un día antes a la ciudad en la que toreo y además Madrid es una plaza en la que he podido disfrutar mucho toreando y en la que los aficionados saben esperar. Yo con lo que sueño es que alguno de los toros de Fuente Ymbro me de la oportunidad de hacer el toreo tal y como lo siento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos