Los Quintana toman el mando de Cómicos

Los intérpretes, ataviados para el espectáculo. :: /Los Quintana
Los intérpretes, ataviados para el espectáculo. :: / Los Quintana

'Las chicas del zapping' llegan hoy a la Muestra de Teatro alfareña | La comedia argentina llena la sala Florida tras triunfar en el Nuevo Alcalá, de Madrid, y en Chile tras el estreno en su país natal

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

«Los espectadores de Cómicos tienen que venir dispuestos a divertirse, a ver una propuesta totalmente distinta a lo que se acostumbra a ver en teatro». Es la invitación que lanza David Quintana, autor y director de 'Las chicas del zapping', al segundo capítulo de la Muestra Nacional de Teatro Cómicos 2019 de Alfaro.

Desde las 22.30 horas de las noches de este viernes y sábado, y con escasas entradas a la venta para ambas veladas, el escenario de la sala Florida alfareña se llenará de clown, varieté, transformismo, estética kitsch de los 60... gracias a la compañía argentina Los Quintana. «'Las chicas del zapping' es un espectáculo de humor, con pinceladas de musical, es un viaje a lo mejor y lo peor de la televisión en tono de comedia y con un toque nostálgico», describe su autor.

Título
'Las chicas del zapping', de la compañía Los Quintana.
Equipo artístico
Carlos Chacón, José Cobrana, Fredi Millán y Jorge Quesada, dirigidos por el autor David Quintana.
Doble sesión
Hoy y mañana desde las 22.30 horas en la sala Florida de Alfaro.
Entradas
18 euros en el patio de butacas y 15 en el anfiteatro.

Esta obra nace de una versión anterior, 'Lo peor de Los Quintana', que reunía lo mejor de la compañía contado a través de tres empleadas del hogar que se reunían alrededor del televisor cuando se ausentaba la dueña de la casa. Desde ahí, 'Las chicas del zapping' tiene su versión española, que llega a Alfaro tras triunfar en el Nuevo Alcalá madrileño -y se repondrá en abril en el Teatro Príncipe Pío-. Además, cuenta con su versión chilena con igual éxito y la recién estrenada versión argentina.

Las protagonistas son unas fanáticas de la televisión. Al igual que en España, la televisión en Argentina es uno de los ejes vitales, a los que se ha sumado con fuerza el teléfono móvil y las redes que extiende. «La televisión argentina, como la española y, seguramente como otras, tiene lo bueno y lo malo. Por suerte existe el control del mando, que nos permite elegir lo que queremos ver y lo que no. Además, las redes sociales ya están entre nosotros y tomaron un rol importante, tan importante que estamos más pendientes de ellas que de la televisión», reflexiona Quintana. Desde el lenguaje del humor, Los Quintana dejan que cada espectador encuentre su reflexión sobre esta realidad social. «Sin lugar a dudas, hay mensajes, hay una crítica, hay algo entre líneas... esa reflexión vendrá después de ver el espectáculo», señala su director.

Para atrapar al espectador, Los Quintana se nutren del transformismo, de la exageración moderada, de cambios vertiginosos de vestuarios, de la multiplicación de personajes... y todo ello sólo con cuatro actores. Como lenguaje, la fonomímica, «la técnica mal llamada playback», como la describe David Quintana. «En nuestro espectáculo -describe- usamos fragmentos de viejas películas, singles, publicidades y canciones de repertorio alegre. Da la sensación de que son las voces de los actores, cuando en realidad ninguno de los actores habla en escena».

25 años de carrera

Los Quintana llegan a Alfaro con 25 años de carrera en tablas de Latinoamérica y Europa de la mano de más de 30 producciones de teatro, direcciones artísticas, eventos y apariciones televisivas. «Nos inspira absolutamente todo, desde ver una película, escuchar alguna canción, ver gente en la calle, etc. y estar siempre en la búsqueda de material nuevo y de historias para contar», asiente Quintana.

Esa carrera internacional les ha llevado a los autores y actores de la obra a conocer mejor el mundo que habitamos: «Nuestra comedia y la forma de contarla es exactamente igual en Argentina, España, Chile, Colombia, Cuba y en todos los lugares dónde tuvimos la oportunidad de presentarnos -sonríe-. Definitivamente, el humor nos une y ¡eso es maravilloso!».