«De niño me tocó ir a la trilla y acarrear los machos y caballos»

Fernando Simón Gil tiene 52 años y realiza la exhibición de las labores del campo desde la primera edición de la jornada de la molienda. «Empezamos centrados en la molienda y haciendo la siega, luego la trilla con una máquina eléctrica y con el caballo en la era. Cada año añadimos o cambiamos una actividad diferente», explica Fernando. 'Al principio hacíamos una exhibición por la mañana y otra por la tarde, pero los años que hace tanto calor se adapta el programa'.

«A mí me tocó de niño ir a la era a la trilla con los abuelos. Ayudábamos montados en el trillo. Los chavales, con doce o catorce años, hacíamos el acarreo. Cogíamos los machos o caballos, nos los cargaban los padres con trigo, cebada y avena, y los atábamos uno con otro por el ramal. Luego los llevábamos al pueblo a la era donde otra persona más mayor descargaba los animales y regresábamos a la finca con la comida y agua fresca», indica Fernando. Ahora realiza la demostración del trillo, algo que resulta más peligroso porque ni el agricultor ni el caballo están acostumbrados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos