«Las mujeres no somos el futuro, somos el presente»

Que solo 5 de los 60 ponentes de Gastronomika fueran mujeres o que su presencia fuera nula en el jurado de concursos como el de la ensaladilla rusa ha puesto sobre la mesa el debate sobre la igualdad de género en la gastronomía, cuya primera línea sigue estando dominada por hombres. Carme Ruscalleda abrió el congreso con un reconocimiento al trabajo femenino en el gremio, históricamente silenciado. Joan Roca, Martín Berasategui defendieron su labor y Jose Carlos Capel cerró el debate del martes sobre vanguardia diciendo que «las mujeres son el futuro». Pero ayer Rosa Rivas quiso matizar: «Las mujeres no somos el futuro, somos el presente». «Y el pasado», apostilló Quique Dacosta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos