La muerte de dos mujeres en Sevilla y Pamplona eleva a 43 los asesinatos machistas

Una de las víctimas murió por las puñaladas que le asestó su expareja y la otra, por las quemaduras que le causó el incendio provocado por su marido

A. T.

madrid. Una mujer apuñalada en Sevilla por su expareja y otra, vecina de Pamplona, muerta como consecuencia de las graves quemaduras que le provocó el incendio desatado por su marido en el domicilio son las últimas víctimas de la violencia machista. Con sus dos asesinatos la cifra de víctimas mortales desde el comienzo del año se eleva ya a 43.

La primera de las muertes se produjo, ayer, poco después de las 8:30 horas, en la escalera de una vivienda del modesto barrio sevillano de Los Pajaritos. Un español de 51 años, E. R. B., mató a puñaladas a la que hasta hace pocos días días era su pareja, una mujer de 39 años, de origen marroquí. El asesino, que está detenido, cometió el crimen a escasos metros de la vivienda en la que se encontraban los dos hijos menores de la víctima, de 9 y 12 años, fruto de una relación anterior.

La víctima había denunciado a su agresor por maltrato, pero la denuncia no había dado lugar a orden de alejamiento u otras medidas cautelares. E. R. B. es un maltratador reincidente, pues ya fue denunciado por otras cuatro mujeres con anterioridad y tiene una orden de alejamiento de una de sus víctimas.

La segunda de las asesinadas era una vecina de 50 años de Pamplona. Murió ayer en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, a cuya unidad de quemados fue trasladada hace una semana por las graves heridas que le causó el incendio provocado en su casa por su marido, que ha sido encarcelado por el juez.

También ayer, la Guardia Civil investigaba otro posible crimen de género en Finestrat (Alicante). Un hombre y una mujer muertos por disparos de escopeta en una casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos