La mitad de los pacientes con glaucoma no saben que sufren la enfermedad

E.P.

Se calcula que el 50% de los pacientes con glaucoma no sabe que lo padece, solo en el caso de un ataque de glaucoma agudo, «el ojo se pone rojo y aparece un dolor muy intenso, que puede ir acompañado de visión borrosa, náuseas y vómitos», según el responsable de la Unidad de Glaucoma en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Pablo Rodríguez Calvo. En fases tempranas de esta enfermedad, que afecta al nervio óptico, por acumulación de fluido en la parte anterior que aumenta la presión intraocular y puede afectar a la visión e incluso llegar a la ceguera si no es tratado, el paciente puede «no experimentar síntomas y, en consecuencia, no es consciente de que padece la enfermedad», han explicado desde la entidad. En cambio, cuando se encuentra «más avanzada puede llegar a condicionar de forma significativa el día a día» de la persona debido a limitaciones en su capacidad visual.