Una medalla a las heridas de guerra

Una medalla a las heridas de guerra

Casi 1,9 millones de combatientes han recibido la condecoración creada por George Washington

Creada el 7 de agosto de 1782 por el primer presidente de Estados Unidos, George Washington, la Medalla del Corazón Púrpura reconoce el valor de los miembros de la fuerzas armadas de Estados Unidos heridos o muertos en acto de servicio. A lo largo de su historia, no exenta de giros y polémicas, ha sido concedida a 1,9 millones de personas. Más o menos, porque a menudo se ha entregado en el frente y no hay un registro oficial. Washington otorga más de un centenar de órdenes, condecoraciones y premios militares diferentes.

La insignia al mérito militar fue creada tal día como hoy hace 237 años por el 'padre fundador', comandante en jefe del Ejército Continental, y adjudicada a tres soldados en la Guerra de la Independencia al año siguiente. Después cayó en el olvido durante más de un siglo hasta que a alguien se le ocurrió resucitarla. La especialista en heráldica militar Elisabeth Will fue la encargada de su diseño: una medalla en forma de corazón morado, prendida con un lazo del mismo color, con la efigie de Washington en su interior y borde dorado. Se presentó el 22 de febrero de 1932, en el 200º aniversario del nacimiento del primer presidente, en una circular en la que se anunciaban los criterios bajo los cuales los propios soldados podían solicitarla.

El primero en recibirla fue Douglas MacArthur, a la sazón jefe del Estado Mayor, que en la Gran Guerra fue gaseado dos veces a causa de su heroica actitud de liderar a las tropas desde primera línea del frente -era coronel- y no ponerse la máscara antigás hasta que todos sus hombres la llevaran.

La han recibido John F. Kennedy, Oliver Stone y dos perros

Desde entonces han cambiado las condiciones para obtener este premio, que dio nombre a una película de exaltación patriótica rodada por Lewis Milestone en 1944. Por ejemplo, se autorizó su solicitud a veteranos de conflictos anteriores a 1917 y se amplió el concepto de 'acto hostil' para que pudieran obtenerla prisioneros de guerra y víctimas de atentados terroristas, fuego amigo y ataques sufridos al servicio de ejércitos aliados. La medalla llegó a ser concedida a dos perros: 'Sargento Stubby', que salvó cientos de vidas en Francia en 1918 alertando de los asaltos con gas mostaza, y 'Chips', que eliminó un nido de ametralladoras en Italia en 1944. Durante un tiempo fue otorgada a civiles en misiones militares -incluidos corresponsales de guerra-, pero los veteranos de la Orden del Corazón Púrpura presionaron al Gobierno para que ni civiles ni animales pudieran recibirla más.

Por quince dólares

Al final de la Segunda Guerra Mundial, Washington ordenó la fabricación de un millón y medio de medallas para adelantarse a las bajas previstas en la invasión aliada de Japón. Las bombras atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki el 6 y el 9 de agosto de 1945 la hicieron innecesaria. En el año 2000 aún quedaban unas 120.000 en stock.

Entre los perceptores del corazón púrpura se encuentran el presidente John F. Kennedy, el director de cine Oliver Stone -'Platoon' y 'Nacido el 4 de julio' muestran cuánto le marcó Vietnam-, los actores Telly Savalas, Lee Marvin y Charles Bronson y el senador republicano John McCain, que permaneció cinco años como prisionero de guerra en Hanoi y cuyo heroísmo fue puesto en duda por Donald Trump. «Es un héroe porque le capturaron. Me gusta la gente que no es capturada», dijo.

A primeros de julio, una tienda benéfica de segunda mano Goodwill de Arizona lanzó la voz de alarma: alguien había donado por error un Corazón Púrpura en su caja. La inscripción en el dorso de la medalla permitió conocer la identidad del condecorado, Nick D'Amelio Jr, un marinero dado por muerto en la batalla de Guadalcanal en 1942. Una sobrina la reclamó a los pocos días. Estas distinciones son objeto de coleccionismo pero, debido a su gran número, no alcanzan altos precios. En internet se pueden encontrar medallas usadas por unos 15 dólares y reproducciones nuevas por 28.

Muertos y heridos. Esta distinción fue creada para honrar a los soldados de Estados Unidos muertos y heridos en acto de servicio. Las conceden los departamentos de Defensa y Seguridad Nacional.

1,9 millones. Según una estimación de 'National Geographic', recibieron la medalla 350.000 combatientes en la Primera Guerra Mundial, un millón en la Segunda, 118.000 en Corea, 350.000 en Vietnam y unos 43.000 entre las del Golfo, Afganistán e Irak.